Diario Sur

Ida Vitale, Premio García Lorca

  • El jurado del galardón poético destaca el «preciso uso del lenguaje, que aúna música y sentido» de la escritora uruguaya

La escritora uruguaya Ida Vitale resultó ayer gnadora del Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca en su decimotercera edición, cuyo jurado destacó su «preciso uso del lenguaje», que aúna música y sentido en la tradición de la vanguardia española.

La autora, nacida en Montevideo en 1923 y que el próximo noviembre cumplirá 93 años, es también heredera de la Generación del 27 y del Siglo de Oro español, según recoge el acta del jurado, al que dio lectura la concejal de Cultura de Granada, María Leyva.

Además de subrayar su «preciso uso del lenguaje, que aúna música y sentido», los miembros del jurado, que han premiado a Vitale por unanimidad tras una deliberación que ha acogido el Centro Lorca, han destacado que sea «punta de lanza» de las estéticas más renovadoras de la poesía de la segunda mitad del siglo XX.

«Es muy exigente con su lenguaje y quiere que cada palabra lleve más de lo que dice (...) Su lenguaje es sensorial porque no solo es conductor de ideas sino también de percepciones», indicó Carlos Pardo, que ejerció de portavoz del jurado.

Alumna de José Bergamín, su profesor en Montevideo, ya siendo muy joven fue recogida en su antología de poesía hispanoamericana por Juan Ramón Jiménez, y perteneció a la generación dorada de la gran literatura uruguaya de los años 40, llamada Generación Critica, ha explicado Pardo.

Vitale, que recibió en 2015 el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, siempre ha estado «muy atenta» a los momentos de vanguardia de la poesía más renovadora del lenguaje español de la segunda mitad del siglo XX, según el jurado.

Ida Vitale mostró su «sorpresa» tras recibir el XIII Premio Federico García Lorca, por el que se mostró agradecida pues «siempre sentí que los valores de la lengua española eran los míos». En declaraciones a Europa Press desde su residencia en Austin (Texas, Estados Unidos), la poeta ha indicado desconocer «por qué» recibe este galardón si bien pesa «una cierta relación con Lorca obviamente» pues «llegué al mundo leyendo a la Generación del 27» la cual tiene muy presente «como tradición propia».

Con ascendencia española entre sus antepasados, «más que los lazos familiares» fueron las obras de Federico García Lorca y el resto de autores de la Generación del 27 las que constituyeron «el mundo en que yo entré en la literatura» y, en concreto, «en la poesía, quizá por rebeldía». Para Vitale «lo más importante que nos une a la gente es la lengua».