Diario Sur

El escritor Toni Cifuentes reincide con la fantasía en su libro 'Autotomía'

'Autotomía' refleja los miedos del ser humano. La soledad o la muerte son los elementos que el escritor Toni Cifuentes Frías utiliza como base para el desarrollo de las seis historias que conforman el libro. Terror, suspense y fantasía repartidos en una recopilación de relatos ambientados en los años 80. «Se me empezaron a venir esas historias a la cabeza, y desarrollar ideas es lo que más me gusta», avanza el autor. Sus referentes son los que le han inspirado en buena parte de sus relatos, grandes de la literatura como 'La familia de Pascual Duarte', de Camilo José Cela. Otra de las historias de su libro, 'El Ascensor', significa un recorrido por los recuerdos de su memoria cinematográfica, con películas como 'El Resplandor'.

Los relatos de 'Autotomía' no versan solamente en texto, sino que además cuentan con ilustraciones realizadas por María Melero. De esta manera, «la atmósfera oscura» que el autor resalta en cada historia, ella lo rebaja con una nota de color. Como en cada libro la imaginación juega un papel muy importante, pero también los interrogantes son esenciales. «Intento que el lector sienta interés por descubrir qué va a pasar», recalca.

De la mano de la editorial Ediciones Hidroavión, Cifuentes publica su primer libro, lo que no quiere decir que su andadura como escritor comience aquí. Ya antes ha publicado en plataformas digitales títulos como 'El Jardín de Marta' o 'El Brote'. «Ver mi libro en una librería me encanta, pero sé que es un paso más en el camino». El libro está disponible en la página web de Ediciones Hidroavión, así como en las tiendas Fnac por 15,95 euros.

Aunque para él es esencial seguir su carrera como escritor, piensa compaginar la escritura con un trabajo estable. «Es muy difícil poder vivir de esto», se lamenta el escritor. Pero para llegar al éxito, sabe cuales son las claves: «Suerte, calidad y constancia». Tras la publicación de 'Autotomía', busca «respuestas por parte de los lectores y crítica». La suerte, tal y como apunta el autor, «es un factor que no está a mi alcance».