El Quijote recala en Torremolinos

La exposición muestra nueve piezas de grandes dimensiones.
La exposición muestra nueve piezas de grandes dimensiones. / A. G.
  • La muestra, compuesta por figuras inspiradas en la obra cervantina que alcanzan los cinco metros, permanecerá en el municipio costasoleño hasta el 31 de agosto

  • La plaza Costa del Sol acoge una exposición con nueve esculturas de Aurelio Teno

Torremolinos se unió el pasado fin de semana a la conmemoración del cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes con una exposición de nueve esculturas de Aurelio Teno inspiradas en 'El Quijote'. Las figuras recorren la céntrica plaza Costa del Sol, que ya acogió la muestra de la artista ceutí Elena Laverón, e impresionan por sus dimensiones, que en ocasiones alcanzan los cinco metros de alto y los cuatro metros de ancho. Teno, fallecido en 2013, realizó estas piezas en acero corten, hierro, fibra de vidrio y poliéster. Sus enigmáticas esculturas recrean movimientos barrocos mediante espacios en ocasiones ahuecados «para descubrir en el interior los arañazos del alma», según afirma el comisario del Año Teno, Cristóbal Cordero.

Las obras reciben como títulos algunas frases de 'El Quijote'. Destacan piezas como 'Bien podrían los encantadores quitarme la ventura, pero el esfuerzo y el ánimo será imposible', una de las más grandes de la exposición y esculpida en 2004, o 'Y el mundo será mejor por eso', realizada en 2005 sobre acero pintado. Teno se vale de su peculiar expresionismo para levantar obras repletas de ritmo. 'El Quijote' ha sido una constante en la biografía del escultor cordobés, que ya en 1976 expuso una pieza inspirada en el héroe cervantino en el Kennedy Center de Washington. Aquel hito constituyó un punto de inflexión en la carrera de Teno, que versionó 'El Quijote' en numerosas ocasiones.

«Los Quijotes de Aurelio Teno son una referencia en todo el mundo; sus obras están presentes en galerías de arte de París, Copenhague, Miami, Washington, Barcelona, Madrid, Sao Paulo o Munich, y ahora también en Torremolinos», aseguró el alcalde, José Ortiz, encargado el pasado sábado de inaugurar la exposición junto a la hija del artista, Mónica Teno. El Ayuntamiento pretende consolidar la plaza Costa del Sol como un espacio cultural abierto, una estrategia que comenzó a tomar forma tras el éxito de la muestra de Laverón. La plaza, una de las más amplias y céntricas de Torremolinos, fue cerrada al tráfico de vehículos en diciembre y será peatonalizada en los próximos meses.

La exposición se mantendrá hasta el 31 de agosto y ha propiciado que Torremolinos se adhiera a la iniciativa Ciudades Libro, consistente en la conversión de calles y plazas en lienzos donde se escribirán fragmentos de 'El Quijote' con letra cancilleresca propia del siglo XVI y a tamaño gigante. Además de esta actividad, el Consistorio ha programado un ciclo en torno a la muestra de Teno en el que destacan lecturas ininterrumpidas, obras de teatro y danza y otras exposiciones itinerantes. La exposición de Laverón, que constaba de once esculturas, inauguró la nueva hoja de ruta cultural de Torremolinos, que también prevé organizar conciertos en los próximos meses para reactivar su casco histórico.