LÁGRIMAS EN LA LLUVIA

SANDRA PEDRAJA

Mamá, ¿tú sabes lo que es Atari?, me pregunta mi pequeño adolescente, nativo digital, cuando ve aparecer un luminoso con el nombre de la productora de videojuegos en una calle de 'Blade Runner'. «Claro cariño», le contesto con una media sonrisa mientras le explico que cuando yo vi esa peli no había Internet ni móviles y el año 2019 parecía inalcanzable. Me escucha con la inocente altivez de la juventud, pero a medida que avanzaba la historia noto su creciente interés y me doy cuenta de que los años no importan si hay una historia que contar y se cuenta bien. Me emocioné al volver a escuchar la despedida de Roy en el tejado, pero esta vez no fue solo por ver al replicante rendirse a su destino, sino por compartirlo con mi hijo. 'Blade Runner 2049' me gustó porque no comparé, hay historias que no se pueden superar. Tiene un guión interesante, una fotografía cautivadora y un Harrison Ford que como Plácido Domingo, cuyo aspecto y voz -aunque soy novata en esto de la ópera- pude comprobar el pasado fin de semana en El palacio de las Artes de Valencia, no se han dejado aplastar por el paso del tiempo.

Después de este cúmulo de sensaciones visuales es complicado pasar a escribir de música, sobretodo si no es en la línea de Vangelis. Kermit sería una buena opción, su rock instrumental, nuestra pasión compartida por Roberto Bolaño y la revista 'Litoral', se acercan más a mi idea del futuro (jueves 21 en Velvet). Pero entonces me encuentro con Arcade, el nuevo EP de Tentacles, una banda de San Pedro de Alcántara que hacen música sobre Orión y Apolo que invita a navegar por el Universo. En su interesante página web nos animan a experimentar con su laboratorio de sonidos y convertirnos en astronautas para adentrarnos en una galaxia de sonidos creados por ordenador. Los podremos escuchar en directo el próximo sábado 23 en la Catarina (Marbella), ese lugar con encanto y cerveza artesana que se esconde en un polígono para no morir de éxito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos