La Junta culpa ahora al Gobierno del cierre de la Aduana por las tardes

El consejero de Cultura sigue abordando la demanda de apertura en el plano político y no aclara si habrá cambios este verano

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

La polémica por el cierre todas las tardes de verano de los museos gestionados de manera directa por la Junta de Andalucía y, en particular, por esa clausura vespertina en el Museo de Málaga, llegó este jueves al pleno del Parlamento andaluz. Y de allí han salido discursos limitados al plano de la confrontación política que siguen sin ofrecer soluciones concretas a ese horario limitado en plena temporada alta turística. En este caso, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, ha dado un nuevo giro de tuerca en su planteamiento y, si el pasado 23 de junio se defendía con el ataque a la estrategia municipal de “museos franquicia”, ayer señaló al Gobierno central como responsable del cierre de los museos de la Junta a partir de las tres de la tarde hasta el próximo 15 de septiembre.

“La reducción de horarios tiene un responsable y una decisión que es la culpable: la fatídica Ley de Estabilidad Presupuestaria que obligó a reducir gasto y a reducir horarios”, defendió el consejero en su segundo turno de réplica a la pregunta planteada por el parlamentario del Partido Popular (PP) por Málaga, Antonio Garrido Moraga, sobre ese horario veraniego en los museos de la Junta. Se da la circunstancia de que el Museo de Málaga es de titularidad estatal, con la gestión transferida a la Junta de Andalucía. De hecho, la institución abrió sus puertas el pasado 12 de diciembre en el palacio de la Aduana después de una inversión estatal superior a los 40 millones de euros.

"La reducción de horarios tiene un responsable y una decisión que es la culpable: la fatídica Ley de Estabilidad Presupuestaria" Miguel Ángel Vázquez

Tras echarla culpa del cierre estival de la Aduana al Gobierno y después de unos instantes de tensión en el hemiciclo, Vázquez ha vuelto a colocar su punto de mira en Madrid: “Hablando de disponibilidad presupuestaria, que es lo importante para hacer políticas públicas, le pediría (a Garrido) que al señor Montoro le dijera que no metiera más la mano en la cartera de las comunidades autónomas, que nos quieren quitar 450 millones de euros cada año y así no se puede hacer política pública. En cualquier caso, le digo que vamos a trabajar en la línea de mejorar la prestación pública, porque este es un modelo en el que creemos: la defensa del patrimonio público de los museos públicos, desde la gestión pública. Esa es la gran diferencia entre el Partido Popular y el Partido Socialista que sustenta este gobierno”.

Vázquez ha vuelto a esgrimir como justificación del cierre el convenio colectivo de los trabajadores de los museos gestionados por la Junta. “Los horarios de los museos y de conjuntos que dependen de la Consejería de Cultura están acordados con los sindicatos, con los representantes de los trabajadores (…) Ese acuerdo, firmado el 20 de octubre del año 2014 tiene vigencia de cuatro años y en el caso del Museo de Málaga también rige ese horario acordado con los trabajadores”, ha dicho.

No obstante, tal y como ha recordado Garrido en su segundo turno de palabra, el Museo de Almería sí abre por las tardes en verano (de miércoles a sábado, de 18.00 a 21.30 horas), pese a estar gestionado también de manera directa por el Ejecutivo andaluz. SUR ha podido confirmar que en este caso el museo negocia cada año con el comité de empresa de la plantilla el horario para todo el ejercicio y que en virtud de ese acuerdo, el Museo de Almería ofrece las tardes estivales actividades como visitas guiadas o proyecciones de películas.

"Un Gobierno siempre tiene que ir a más; pero desde la negociación colectiva y de la mano de los representantes de los trabajadores"

De vuelta al pleno del Parlamento andaluz, Vázquez ha defendido que la Junta “está haciendo una buena gestión de los servicios públicos”. Y ha añadido: “Los museos de Andalucía, los distintos conjuntos con los horarios actuales, están teniendo una buena acogida por parte de los ciudadanos y de los visitantes que vienen a nuestra tierra. Pero le decimos que queremos ir a más, un Gobierno siempre tiene que ir a más, peroy de la mano de los representantes de los trabajadores. De hecho, en Málaga ya hemos mantenido alguna reunión por parte de la delegada de Cultura en la provincia de Málaga con los representantes de los trabajadores y esa es nuestra línea de trabajo”. El consejero no ha especificado si de esa reunión se ha obtenido algún avance. SUR ha intentado sin éxito recabar las valoraciones de la delegada de Cultura en Málaga, Monsalud Bautista, sobre esos encuentros.

Noticias relacionadas

“Haga un esfuerzo, transversalidad,colaboración. cooperación. Tiene a su lado al consejero de Turismo y a ver si entre todos se puede resolver este tema”, ha abogado en la réplica Garrido Moraga. Y tal y como hiciera el pasado 23 de junio en su vista, justo, al Museo de Málaga, el consejero ha vuelto a aludir a la estrategia de otras administraciones en materia museística para defender la labor de la Junta en ese terreno: Un solo apunte. Existen dos modelos de gestión cultural. Un modelo de la opacidad, un modelo de la precariedad y un modelo de los museos franquicia. Y otro modelo. El modelo de la gestión pública del patrimonio público, el modelo de la transparencia y el modelo de la calidad en el empleo y ese segundo modelo es el modelo del gobierno de Andalucía”.

Y mientras tanto, cuando por Andalucía pasarán siete millones de turistas, cuando por Málaga desfilarán dos millones y medio de viajeros, el Museo de Málaga seguirá echando el cierre a las tres de la tarde.

Sin información clara sobre el acceso al palacio de la Aduana

Basta detenerse unos minutos frente al portalón del palacio de la Aduana en la calle Cortina del Muelle para toparse con alguien que busca la entrada principal al edificio, al que se accede por la puerta perpendicular que mira al Paseo del Parque. La repetida anécdota ilustra la ausencia de una señalética exterior adecuada en el Museo de Málaga, que incluso carece de la información sobre sus horarios en la puerta principal, pese a lo que establece la legislación vigente.

No en vano, la Ley de Museos y Colecciones Museográficas de Andalucía fija en su artículo 21: «El horario y las condiciones de acceso figurarán a la entrada del museo o colección museográfica en lugar visible y conforme con los valores patrimoniales de los edificios». Esa información no está en la entrada a la Aduana (declarada Bien de Interés Cultural), donde sí hay un cartel con el nombre del museo y los logotipos de la Junta de Andalucía y del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Fotos

Vídeos