La Junta no cederá la gestión turística de los Dólmenes y pide «lealtad institucional»

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

La Junta de Andalucía descartó ayer de plano atender la demanda planteada el día anterior por el Ayuntamiento de Antequera y la Diputación Provincial para que cediera a ambas instituciones la gestión turística del Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera ante la «dejadez» que achacaban al gobierno regional.

El encargado de mostrar ese rechazo fue el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, quien pidió al Ayuntamiento de Antequera y a la Diputación mayor «lealtad institucional». Ruiz Espejo añadió: «Lo que más valoró la Unesco (en la conseción del título como Patrimonio Mundial del que se cumplirá un año este sábado) fue la coordinación entre todas las administraciones a la hora de trabajar en pro de la candidatura».

Ruiz Espejo detalló que durante el primer semestre del año han pasado por los Dólmenes de Antequera 112.000 visitantes y defendió que tanto los datos de afluencia como la propia concesión de la distinción como Patrimonio Mundial «confirman que se está haciendo una buena gestión» en el recinto megalítico.

«Se están cumpliendo los compromisos adquiridos (con la Unesco)», sostuvo Ruiz Espejo en relación a la reciente licitación de las obras de reforma del Museo del Sitio de los Dólmenes para rebajar de manera sensible el volumen del edificio, tal y como reclamó el organismo internacional en su resolución.

Otro de los frentes abiertos que mantiene el conjunto arqueológico tiene que ver con su dotación de personal, ya que sólo tiene cubiertos dos de los diez puestos de trabajo que tiene asignados. En este punto, Ruiz Espejo defendió que la Junta está modificando la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) vinculada al conjunto y que mientras tanto se están atendiendo las necesidades con personal de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos