Iratxe Gómez, voz de Siri: «El éxito ha sido apabullante, pero no me he hecho rica»

Iratxe Gómez, la voz de Siri, ayer, en el exterior del Albéniz antes de la inauguración del Fancine/. Ñito Salas
Iratxe Gómez, la voz de Siri, ayer, en el exterior del Albéniz antes de la inauguración del Fancine / . Ñito Salas

La locutora, que protagonizó anoche la apertura anoche del Fancine, dice que su voz se hizo famosa con los teléfonos de Apple, pero aclara que no ha visto un duro de los beneficios

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

No tiene iPhone. Como tantos, aunque su caso no es uno más. Más que nada porque Iratxe Gómez fue la primera locutora que puso voz a la versión española de la famosa Siri, la asistente vocal de los terminales de Apple. La fama de esta profesora de inglés y locutora vasca ha crecido como la espuma desde que el pasado verano se supo que ella era Siri y Siri era ella. «Ha sido apabullante», reconoció a SUR Gómez, que anoche se convirtió en la gran protagonista de la gala inaugural Festival de Cine Fantástico de la UMA. «Siempre he sido muy gótica y vampírica así que no me lo pensé cuando me invitaron», señaló con esa inconfundible voz telefónica que se ha hecho tan familiar. No obstante, aclara que su omnipresencia en dispositivos digitales sólo le ha proporcionado popularidad. «No me he hecho rica», aclara.

Más información

De hecho, ‘Siri Gómez’ no se enteró de que su voz había sido seleccionada por Apple para asistir a sus millones de usuarios en español ya que ni tenía el teléfono de la casa de la manzana ni se encontraba en España cuando se lanzó el sistema en 2010. Entonces vivía en China y fue allí cuando, viendo por satélite un programa de Buenafuente, escuchó su voz en un gag en el que se utilizaba un iPhone. Ella había locutado para una empresa miles de palabras que se iban a emplear en sistemas de conversión de texto a voz y su trabajo comenzó a hacerse popular cuando grandes marcas automovilísticas la escogieron para sus sistemas parlantes de GPS.

Al conocer hace dos semana al creador de Siri, Adam Cheyer, le espetó a lo ‘Star Wars’: «Tú eres mi padre»

«Llegué a grabar 11.000 ‘takes’ –tomas– en tres semanas», recuerda la locutora. Toda esa base fonética fue la que después se utilizó para dar vida a Siri en español. ¿Y como se consigue ese tono robótico? «Es que como soy profesora, pues una ya está acostumbrada a hablar a veces de forma automática», contesta con humor Iratxe Gómez que hace apenas una par de semanas se encontró en Madrid con el creador de Siri, el norteamericano Adam Cheyer, y lo primero que se le ocurrió fue parafrasear a Darth Vader y espetarle: «Tú eres mi padre».

Los niños del porterillo

«No nos conocíamos pero teníamos una vinculación tan fuerte que fue emocionante conocer a Cheyer», rememora Iratxe Gómez que se sorprendió «doblemente» al no encontrarse con una persona «endiosada». Su charla con su ‘creador’ derivó incluso hacia la falta de equilibrio entre popularidad e ingresos económicos por este trabajo. Entonces, Adam Cheyer le dijo: «Consuélate, las primeras Siris os hacéis famosas y las siguientes se hacen ricas». Una afirmación ante la que esta vasca de lengua rápida e irónica tenía su respuesta: «Esto está muy bien, pero me podríais haber dado a elegir si quería fama o dinero».

Y aunque Iratxe Gómez no ha cobrado más que lo que «tenía pactado en un principio» con la empresa de conversión de texto a voz y no en la «proporcionalidad de lo que el producto ha obtenido como beneficio», está encantada con toda la expectación que ha generado la noticia de que su voz fue la primera Siri –actualmente ha sido sustituida por otra, aunque parecida–. De hecho, una vez vio en televisión que hablaban de Siri y llamó al programa para decir que era ella. «No me hicieron ni caso y de pronto el pasado verano todo el mundo quería conocerme cuando se supo que era Siri», recuerda Gómez, a la que ya le habían reconocido alguna vez.

«En una reunión de padres en el colegio de mi hijo hablé y uno de los presentes me dijo que le sonaba mi voz y que habíamos hablado antes», recuerda con humor esta profesora que, tras un tiempo en paro, trabaja ahora para la Agencia Vasca de Calidad Universitaria. Después de que se publicara su foto en numerosos medios, muchos de sus vecinos comenzaron también a mirarla y ‘escucharla’ de forma distinta. Especialmente los niños. «Me tocan en el porterillo de casa y me dicen: ‘Siri, dinos algo’», señala la profesora, que les responde con lo que ella llama el «modo micrófono»: «Pues os digo que os vayáis a jugar al patio y me dejéis en paz».

Gómez todavía escucha las risas al otro lado del porterillo electrónico. Un anécdota que no es la única con niños, ya que su propio hijo, de 7 años, también le dijo algo que le sacó la sonrisa: «Al escucharme en el teléfono y reconocerme pensó que en las familias de sus amigos también sonaba la voz de sus respectivas madres en los terminales».

Fotos

Vídeos