El Instituto Cervantes tiene acento malagueño en Beirut

Domi Moreno reúne sus 'revisitaciones' en el Instituto Cervantes de Beirut. /SUR
Domi Moreno reúne sus 'revisitaciones' en el Instituto Cervantes de Beirut. / SUR

La institución estrena sede con un director, Juan Manuel Casado, y un artista de la provincia, Domi Moreno

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

«Durante los 18 años de guerra civil que padeció este país, el único centro cultural extranjero que no cerró sus puertas fue el Instituto Cervantes. Eso no lo ha olvidado la sociedad libanesa». Lo recuerda Juan Manuel Casado, director desde hace tres años de la delegación en Beirut de la institución dedicada a la difusión del español en el mundo.

Ahora, el Instituto Cervantes inaugura una nueva sede en la capital libanesa y lo hace con un marcado acento malagueño. No en vano, al antequerano Juan Manuel Casado al frente de la delegación se une el artista malagueño Domi Moreno como autor de la exposición que sirve para estrenar la sede y en la que hace convivir los iconos culturales de Líbano y España.

«Son unas instalaciones modernísimas, en un edificio en el centro del Distrito Digital», detalla Casado sobre una sede que según su propio testimonio cuenta con 1.200 metros cuadrados, auditorio y sala de exposiciones.

«El objetivo era aportar la imagen de la España moderna, de vanguardia y cultura», ofrece Casado, vinculado al Instituto Cervantes incluso antes de que la institución se llamase así. Bagdad, Milán, Casablanca, Amán, Damasco, Beirut, Bucarest, Nápoles, Varsovia, Viena y de nuevo Beirut figuran en el currículo de Casado desde que en 1980 comenzase su labor en pro de la difusión de la cultura en español.

«Beirut está más allá de los estereotipos. La guerra acabó con casi todos los edificios y los libaneses la refundaron al estilo de las grandes urbes. En ese contexto, el objetivo era organizar una nueva sede en uno de esos edificios modernos y dentro del campus tecnológico y lleno de empresas», aclara Casado. El director del Cervantes en Beirut recuerda que la presencia de la institución en la capital libanesa se remonta hasta 1955, como Centro Cultural Hispánico y en 1994 se transforma en Instituto Cervantes.

«Tenemos más de 2.300 matrículas al año. Es un centro muy activo», se felicita Casado al hilo de la «larga tradición» que une al Cervantes con Líbano. Vínculos que cobran forma plástica en la exposición 'Revisitaciones & Co' del artista malagueño Domi Moreno que ha servido para inaugurar la nueva sede del Cervantes en Beirut.

Las composiciones de Moreno combinan las referencias cultas y populares en escenas de marcada filiación pop. Así comparten lienzo Maruja Torres y Amin Maalouf, The Beatles y Haifa Wehbe en las piezas más vinculadas al entorno local de la exposición. Junto a ellos, 'revisita' iconos de la cultura popular en lienzos planteados a modo de 'collages' festivos, sin perder la carga irónica y social. «La acogida ha sido muy entusiasta, porque creo que la obra refleja mucho de lo que nos une a las orillas del Mediterráneo», abrocha Moreno sobre su muestra en la capital libanesa.

Temas

Beirut

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos