IGUALDAD ASIMÉTRICA

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Lo de Mariano Rajoy ha sido de carnaval. «No nos metamos en eso», dijo la semana pasada cuando le propusieron si haría algo para acabar con la desigualdad salarial entre hombres y mujeres para un mismo trabajo. Esta equiparación, como tantas otras brechas de género, parece de sentido común y, precisamente por ello, es difícil entender que quien tiene la potestad de combatirlo, se quede ojiplático por la pregunta y mire para otro lado.

La igualdad asimétrica -eufemismo que bien podría firmar el ministro Luis de Guindos- con unas gotas de 'mejor ni me preguntes' no es patrimonio marianista, sino que está muy extendido por la clase política. Estos últimos días lo hemos vivido también con la brecha 'salarial' de las orquestas de Andalucía y el silencio sostenido de la Consejería de Cultura. Resulta que a las de Málaga, Granada y Córdoba se les aplica para 2018 una subida presupuestaria del 10%, mientras que a la de Sevilla se le triplica la cifra hasta un 33%. ¿Por qué este diferente trato? Una semana después seguimos sin respuesta. Otro 'no nos metamos en eso'.

Pero las cuentas públicas hay que explicarlas. Y cuando salta por los aires el principio de igualdad, todavía más. De lo que aquí se habla no es de que todas las orquestas reciban lo mismo. De hecho, cada formación musical tiene una asignación diferente por parte de la Junta en función de su volumen y actividad. Eso no está en entredicho. Lo que sí lo está es que la subida porcentual que se decida se aplique a todas por igual para que puedan crecer y sanearse. Sobre todo tras la época de crisis en la que todas ellas, también nuestra OFM, sufrieron recortes de estos fondos públicos autonómicos. Y porque, por segundo año consecutivo, las cuentas de la Junta devuelven a una lo que se le dejó de ingresar años atrás, mientras que a las otras, no.

Una semana después de hacerse el sueco con la equiparación salarial, Rajoy recapacitó ayer y se retractó de lo dicho. A ver si pasa igual con el mutis de la consejería sobre las orquestas. Y nos lo explican. Y de camino, unos y otros, pasan de las palabras y hacen también algo por esa igualdad. Como dar ejemplo, en lugar de dar la nota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos