HUMILDES Y ESCLAVAS TRAS LAS GUERRAS

ÓSCAR ROMERO

El segundo proyecto fin de carrera de la especialidad de Dirección Escénica y Dramaturgia de la ESAD de Málaga, ha correspondido a 'Las Troyanas' de Eurípides, en adaptación de Juan Manuel Castillo y bajo la dirección de María Desirée Pérez Fernández, que, con este trabajo, ha presentado su ópera prima en la especialidad de la dirección escénica. 'Las Troyanas' son la imagen de la tragedia que las mujeres de los vencidos: madres, esposas y hermanas de soldados muertos o prisioneros y sus pequeños hijos asesinados. La puesta en escena adolece de una aplicación no adecuada de las técnicas de composición plástica (estática y dinámica), que ignora que las reglas de comunicación en un escenario a la italiana, en el que el proscenio potencia una comunicación íntima con el espectador (personal), pero hace abandonar la conjunción con los demás personajes de la acción dramática. Esa anomalía es causa en este montaje, de situaciones incómodas para el resto de los personajes, que quedan en situación airada y desconectados entre sí. Tampoco la iluminación ayuda, a causa de su irregularidad lumínica, que en muchos momentos hace invisibles a los personajes y a un espacio escénico muy sugestivo. En medio de esas hostiles circunstancias, surja esplendorosa, una magistral interpretación de Mativel Valladares en una Hécuba subyugante, con una auténtica y equilibrada composición física y emocional del personaje. Una magistral lección de interpretación de la tragedia griega en el siglo XXI. Los demás intérpretes muestran voluntad y entrega, pero son náufragos en la incómoda composición ya descrita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos