Todos los grandes museos de Bellas Artes del país abren en verano por la tarde

Miguel Zugaza, de nuevo director del Bellas Artes bilbaíno.
Miguel Zugaza, de nuevo director del Bellas Artes bilbaíno. / F. Gómez

Sólo Andalucía y Castilla-La Mancha cierran sus centros expositivos a mediodía entre junio y septiembre

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Quien quiera conocer el Museo de Bellas Artes de Bilbao puede acercase a sus salas cualquier día (menos los martes), de diez de la mañana a ocho de la tarde. El mismo horario encontrará en el Bellas Artes de Valencia, que cierra los lunes. El Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) amplía su oferta en verano para llegar también hasta las ocho de la tarde. El Bellas Artes de Asturias parte su jornada estival para presentar sus propuestas de 10.30 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas. Un planteamiento muy parecido al que ofrecen los museos de Burgos, Zaragoza, La Rioja o Murcia. Y así, todos los grandes, incluso todos los medianos, museos de Arqueología y Bellas Artes del país mantienen su actividad entre junio y septiembre más allá de la hora del almuerzo.

Noticias relacionadas

En rigor, la decisión de la Junta de Andalucía de cerrar todas las tardes de verano todos los museos que gestiona de manera directa (entre ellos, el Museo de Málaga) representa una actuación casi inédita en el mapa nacional de equipamientos expositivos de titularidad estatal en manos de gobiernos autonómicos. En esta categoría, sólo los museos situados en Castilla-La Mancha secundan una decisión como la tomada por la Junta de Andalucía para abrir, en su caso, de 10.00 a 14.00 h. del 16 de junio al 19 de septiembre.

Algunos ejemplos

Bellas Artes de Bilbao
De miércoles a lunes, de 10.00 a 20.00 horas.
Bellas Artes de Valencia
De martes a domingo, de 10.00 a 20.00 horas.
MNAC
Su horario de verano (de mayo a septiembre) es de martes a sábado, de 10.00 a 20.00 h.; domingos y festivos, de 10.00 a 15.00 h.
Bellas Artes de Asturias:
De martes a sábado de 10.30 a 14.00 y de 16.00 a 20.00; domingos y festivos de 10.30 a 14.30 horas.
Museo de Burgos
De martes a sábado, de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00; domingos y festivos, de 10.00 a 14.00 horas.

Claro que conviene poner esa medida en la perspectiva de uno y otro contexto. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, entre junio y septiembre de 2016 visitaron Andalucía 7.603.383 personas, una afluencia que multiplica casi por diez la llegada de visitantes a Castilla-La Mancha en el mismo periodo (804.090 viajeros).

Bajando al terreno provincial, los tres museos castellanomanchegos que cierran a mediodía en verano son los situados en Albacete, Cuenca y Guadalajara. Las tres ciudades figuran a gran distancia de Málaga en las mismas estadísticas del INE relacionadas con la afluencia de viajeros en los meses estivales. De hecho, la provincia malagueña con 2.331.109 viajeros censados el año pasado casi multiplica por 20 los registros de la ciudad castellanomanchega más cercana en este ámbito (Albacete, con 126.436 visitantes), mientras que Cuenca (117.568) y Guadalajara (111.564) quedan todavía a mayor distancia.

Arriba, el Bellas Artes de Valencia. Abajo, a la izquierda, Sol Picó, en la salas del MNAC. A la derecha, el Bellas Artes de Asturias. / J. Sánchez y Mario Rojas

La comparación entre el Museo de Málaga, inaugurado hace apenas seis meses, y los museos castellanomanchegos también resulta ilustrativa en los capítulos relacionados con sus respectivas sedes y con sus cifras de afluencia de visitantes.

Grandes diferencias

Según los datos del Ministerio de Educación, Cultura yDeporte, de los 18.402 metros cuadrados que ocupa el Museo de Málaga en el palacio de la Aduana dispone de 3.442, 92 metros cuadrados para su exposición permanente y de 522 metros cuadrados para muestras temporales (de las que nada se sabe aún, por cierto).

El Museo de Albacete maneja espacios útiles incluso mayores (3.889 y 770 metros cuadrados respectivamente); sin embargo, el centro albaceteño recibió el año pasado (con la entrada general de 3 euros) a 28.166 visitantes. Sólo en su primer mes de actividad, la Aduana vio pasar a 43.164 personas, eso sí con la entrada gratuita. Los datos del Museo de Málaga marcan todavía más distancias con respecto a Guadalajara (26.666 visitantes en 2016 y sus 1.170 metros) y Cuenca (14.300 usuarios para sus 1.400 metros cuadrados útiles).

Notables diferencias que encuentran un horario muy similar durante los meses de temporada alta turística. Un cierre vespertino que en el caso del Museo de Málaga se une a la clausura por el momento de su biblioteca, al limitado programa didáctico y al concurso para la gestión de la cafetería y del restaurante ni siquiera convocado cuando ya se han cumplido seis meses del museo provincial, añorado durante dos décadas y abierto a medio gas.

El PP llevará al Parlamento andaluz el cierre vespertino

Hay un puñado de cámaras y un enjambre de micrófonos a las puertas del palacio de la Aduana y frente a cuatro representantes del Partido Popular en Málaga y en Andalucía, que ayer citaban allí a los medios de comunicación para anunciar que llevarán al Parlamento regional su petición para que todos los museos gestionados por la Junta –entre ellos el de Málaga– abran por las tardes durante el verano.

«De la misma manera que Málaga consiguió el museo, Málaga tiene que conseguir que el museo se visite», sostenía el parlamentario andaluz, Antonio Garrido Moraga, en alusión a la noticia adelantada por este periódico (SUR, 17-6-2017) relativa a que el Museo de Málaga, inaugurado hace seis meses, abrirá de 9.00 a 15.00 horas, de martes a domingo, hasta el 15 de septiembre.

Para Garrido, carece de validez el argumento de la Junta, que justifica el horario estival en lo estipulado en el convenio colectivo de los trabajadores de los museos a cargo de la Junta: «No es una cuestión de personal, es una cuestión de voluntad y de inversión». Por ello, el PP andaluz pedirá la contratación de personal para la apertura vespertina.

Fotos

Vídeos