El Gobierno reitera el plazo mínimo de cuatro años para llevar la Biblioteca a San Agustín

Interior de la sala de lectura de la Biblioteca Provincial en la avenida de Europa. /Ñito Salas
Interior de la sala de lectura de la Biblioteca Provincial en la avenida de Europa. / Ñito Salas

El Ejecutivo recuerda en una respuesta parlamentaria al PSOE que el «calendario optimista» pasa por la terminación de la nueva sede en 2021

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Aprincipios de este mes, la Biblioteca Pública del Estado cumplía 23 años en su actual ubicación en la Avenida de Europa, un destino que iba a ser «provisional» tras su desalojo de la Casa de la Cultura en la calle Alcazabilla y que sin embargo se mantiene, a la espera de su sede definitiva en el antiguo convento de San Agustín, una vez que el Gobierno central descartara la opción de llevarla al Convento de la Trinidad. Tal y como adelantó este periódico la pasada primavera (SUR, 26-5-2017), el Ejecutivo prevé un plazo mínimo de cuatro años para hacer efectivo ese traslado y así lo ha reiterado en una respuesta parlamentaria al PSOE difundida ayer por los socialistas.

Los datos

23
años lleva la Biblioteca Provincial en una sede alquilada en la avenida de Europa.
16,49
millones de euros es el presupuesto del primer proyecto para adecuar el antiguo convento.
6.393,05
metros cuadrados para la Biblioteca contempla el diseño inicial en San Agustín.

El documento, fechado el pasado día 7, recuerda lo ya publicado por SUR el pasado 5 de agosto, a la luz de los informes de las primeras catas arqueológicas en San Agustín. A saber, que el proyecto original –que tiene más de una década de antigüedad– para transformar San Agustín en sede de la Biblioteca «se va a ver seriamente afectado».

Idéntica expresión recoge la respuesta parlamentaria: «Con las catas que se han realizado ya se puede afirmar que el proyecto se va a ver seriamente afectado, si bien hasta que no se haga la segunda excavación no es posible conocer el alcance de dicha modificación».

El ministerio se remite a los resultados de una segunda excavación arqueológica para concretar los plazos

Y acto seguido, la respuesta del Gobierno al diputado socialista Miguel Ángel Heredia ofrece: «Se estima que las excavaciones arqueológicas finalizarán en el segundo trimestre del año 2018 y a partir de entonces se iniciará la contratación de la modificación del proyecto construcción, o bien una nueva licitación de redacción de proyectos. Ello permitiría, con un calendario optimista, la adjudicación de la obra en 2019 y su finalización en 2021».

Se trata de un planteamiento casi calcado al que ofreció el pasado mes de mayo en Málaga el director general de Bellas Artes y Patrimonio Cultural del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Luis Lafuente, quien, en declaraciones a SUR, avanzó entonces: «Vamos a ver si este año conseguimos empezar al menos los trabajos arqueológicos del edificio (comenzaron en verano) para ver qué puede haber en el subsuelo y empezar a proyectar en 2018 la redacción del proyecto, incorporando si lo merece los restos que encontremos. El escenario es ese: excavaciones arqueológicas en 2017, el proyecto en 2018 y esperemos que a partir de 2019 se ponga en marcha (la obra)».

En alquiler

Cabe recordar que la Biblioteca Pública del Estado –conocida de manera popular como Biblioteca Provincial– es una institución dependiente de la Administración central, cuya gestión está transferida a la Junta de Andalucía. Se trata del mismo modelo al aplicado en el Museo de Málaga, donde el Estado se ha hecho cargo de las obras de adecuación de la sede (el Palacio de la Aduana), mientras la Junta ha asumido su funcionamiento y mantenimiento.

Ocho ministros de Cultura y otros tantos consejeros del ramo en la Junta han tenido sobre la mesa una solución para la Biblioteca Provincial de Málaga. En su sede alquilada se han gastado más de siete millones de euros, casi la mitad del presupuesto del proyecto inicial para recuperar San Agustín (16,49 millones).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos