El fotógrafo con mirada de periodista

Málaga: El Rey (Alfonso XIII) saliendo de la Catedral. 17-10-1907. (negativo en vidrio)/Vicente Tolosa
Málaga: El Rey (Alfonso XIII) saliendo de la Catedral. 17-10-1907. (negativo en vidrio) / Vicente Tolosa

Un libro rescata el legado de Vicente Tolosa, que retrató la vida social y la pujanza industrial de la Málaga de inicios del siglo XX

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Nunca tuvo un estudio con su nombre. Ni siquiera una tarjeta que lo anunciara como fotógrafo. Y aunque siempre andaba con la cámara colgada del cuello, lo suyo era solo una afición. Su verdadera profesión fue gerente y apoderado de la gran compañía textil de la Málaga de comienzos del siglo XX, la Industria Malagueña, pero entre números y balances Vicente Tolosa aprovechaba para lanzarse a la calle a retratar la ciudad y sus calles, a atrapar l as fiestas y los grandes acontecimientos, a dejar testimonio gráfico de los engranajes de la Málaga industrial y a captar la vida burguesa de aquella ciudad sureña y su manera de entender la Belle Epoque. Su legado sale ahora a la luz con la publicación de ‘Retratos de una época. Málaga 1900-1915’, que rescata 150 imágenes inéditas del autor que se acompañan del primer estudio sobre su obra de la mano del historiador Víctor Manuel Heredia, la periodista Raquel Garrido y el sobrino-biznieto de Vicente Tolosa, Gustavo Sánchez Gómez.

Retratos de una época

Autores:
Raquel Garrido, Víctor Manuel Heredia y Gustavo Sánchez Gómez.
Libro de fotografías. Editorial:
Arguval. 191 páginas. España. 2017.
Precio:
26 euros.

«Vicente usaba la fotografía para disfrute propio, pero cuando me acerqué a la colección me di cuenta que tenía un gran valor documental», explicar el profesor de la Universidad de Málaga, Víctor M. Heredia, que destaca la mirada de «fotoperiodista» de Vicente Tolosa que dejó constancia de visitas de la que no había registros gráficos, como la de la reina de Inglaterra Alejandra en 1906; de catástrofes naturales como las inundaciones de Málaga en septiembre de 1907, a la que siguió el viaje de Alfonso XIII para ver los daños, o lo movimientos de tropas antes y después de la Guerra de Melilla de 1909.

Pese a ser un aficionado, la reina de Inglaterra y el monarca Alfonso XIII pasaron por su objetivo, que también captó las grandes fábricas textiles

Esos momentos fueron atrapados por Tolosa, aunque permanecieron más de un siglo en el ámbito de su familia. Eso sí, conservados como si estuvieran en el mejor archivo público. «Cuando la colección llegó a Gustavo –sobrino-biznieto del autor– no solo se encargó de digitalizarla, sino además de restaurar los propios soportes originales que en muchos casos eran cristales y estaban afectados por la humedad», señala Heredia sobre este fondo formado por unas 1.800 piezas.

Málaga: Industria Malagueña, 1907. (copia en papel) Málaga: Fondeadero de remolcadores. Vista del puerto, hacia la Alcazaba. 11-3-1906 (negativo en vidrio) Málaga: Industria Malagueña. 1907 (copia en papel) / Vicente Tolosa

Unos siete años ha invertido Gustavo Sánchez en la recuperación de este patrimonio visual, que ahora se está encargando de divulgar y que ha permitido incluso descubrir algunas amistades de su antepasado. «Le gustaba retratar sus viajes a Lanjarón y otras provincias andaluzas, pero también a sus amigos y, entre ellos, Víctor Heredia indentificó repetidas fotos de Baldomero Ghiara», explica Sánchez Gómez sobre el tío de  Pablo Picasso, al que financió sus estudios en Madrid. El heredero de la colección de Vicente Tolosa destaca que el fotógrafo también sentía debilidad por el mar –retrató repetidas veces el puerto y todo el litoral de la capital– y, especialmente, las fiestas. «Tenemos imágenes de Carnavales y de varios años del Corpus Christi, pero curiosamente no tenemos ni una foto de la Semana Santa», explica Gustavo Sánchez, que no ha encontrado una explicación para esta ausencia.

Málaga: Desembarco del séquito de la reina de Inglaterra. 13-5-1906. (positivo en vidrio)
Málaga: Desembarco del séquito de la reina de Inglaterra. 13-5-1906. (positivo en vidrio) / Vicente Tolosa

Muchas de estas imágenes están tomadas en placas de vidrio, mientras que otras eras en 3D estereoscópico, por lo que Vicente Tolosa organizaba para sus amigos pases de sus fotos y diapositivas en unas sesiones privadas que bautizó como «Cine Gañote». «Incluso hizo rótulos de broma para proyectárselos a los amigos con las fotos y todavía se conservan», explica.

Cristal rotulado para los pases de "diapositivas" a sus amigos.
Cristal rotulado para los pases de "diapositivas" a sus amigos. / Vicente Tolosa

La mirada de historiador de Víctor Heredia también se detiene en el valor de la fotografía industrial de Vicente Tolosa. Así, retrató la fábrica textil de La Aurora, los altos hornos de Málaga en la antigua ferrería de los Heredia o la desaparecida Azucarera de la Zamarrilla, junto a la ermita del mismo nombre. «Pero las imágenes con más valor son las de la propia Industria Malagueña –en la que trabajaba Tolosa–, que nos ha permitido entrar en una fábrica que solo conocíamos por referencias», explica el historiador, que destaca el reportaje sobre los obreros y obreras que no se diferencia en absoluto de las imágenes que se han popularizado de ciudades industriales de EE. UU. o el resto de Europa. «Son unas fotos de mucho impacto porque nos descubren que muchos de aquellos obreros eran solo niños», afirma Heredia que constata que, ese trabajo infantil que hoy escandaliza en Occidente cuando se refiere a países del tercer mundo, era una práctica usual hace apenas un siglo en nuestras propias fábricas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos