La filial regresa al centenario de la revolución bolchevique a través de carteles soviéticos

A. J. LÓPEZ MÁLAGA.

La Colección del Museo Ruso ha dedicado una atención especial al centenario de la revolución bolchevique. No en vano, su actual exposición anual gira en torno a la dinastía Románov, derrocada por aquella reacción popular y ahora la filial regresa a ese episodio con la muestra 'Carteles de la Revolución', que se estrenará él jueves junto a 'Alexéi y Andreas Jawlensky: la aventura del color'.

«Los carteles propagandísticos comunistas se caracterizan por unos diseños sencillos pero de naturaleza impactante, recurriendo a proclamas breves y combativas comprensibles para las clases populares, actores clave en el movimiento revolucionario», avanzan desde la filial malagueña.

«Los temas más recurrentes en la cartelería de la Rusia soviética son la Guerra Civil entre el Ejército Rojo y el Blanco, la lucha contra la burguesía dentro y fuera de sus fronteras, la propaganda antirreligiosa y aquellos problemas más acuciantes para el pueblo: hambre, analfabetismo, pobreza y caos», detallan los responsables del Museo Ruso, que acogerá la muestra de carteles hasta el 4 de febrero de 2018.

El rojo, las cadenas y el sol componen el núcleo central de la iconografía de estos carteles. El primero alude a la sangre derramada por los revolucionarios; las segundas, a la opresión que decían romper los bolcheviques; y el astro rey simboliza la esperanza en un mundo mejor que tampoco trajo aquel episodio.

Fotos

Vídeos