Ferrer-Dalmau tiene nuevo héroe: Bernardo de Gálvez

Augusto Ferrer-Dalmau (derecha), junto a Pablo Aranda, explica el cuadro ‘La degollá’ en el Aula de SUR/Francis Silva
Augusto Ferrer-Dalmau (derecha), junto a Pablo Aranda, explica el cuadro ‘La degollá’ en el Aula de SUR / Francis Silva

El pintor presenta ‘La degollá’ en el Aula de SUR y anuncia que prepara un cuadro del malagueño para una exposición en EE UU

FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Hay presentaciones en las que el ponente habla y habla. Otras en las que se proyectan imágenes y se comentan. También vídeos que después crean debate o charlas. E incluso ‘conferencias’ que se acompañan de representaciones dramatizadas o música. De todas esas variantes ha tenido y vivido el Aula de Cultura de SUR que, pese a sus más de dos décadas de trayectoria, ayer vivió una presentación singular: el descubrimiento de un cuadro, ‘La degollá’, a cargo de su propio autor, el pintor Augusto Ferrer-Dalmau, al que muchos conocen por el apelativo que le dedico el escritor Arturo Pérez Reverte, ‘El Pintor de Batallas’.

Precisamente, la carga de la caballería española contra los dragones franceses en una desconocida batalla extremeña de 1809 fue la obra que mostró y comentó el artista catalán que ya tiene en la cabeza nuevos proyectos. Entre ellos, un cuadro sobre uno de nuestros grandes héroes recientemente recuperado, el malagueño Bernardo de Gálvez, al que pintará para una exposición sobre la Guerra de Independencia americana que se inaugurará la próxima primavera en Estados Unidos.

«Es una obra en la que lo quiero poner todo, ya que se trata de exportar nuestra historia», confesó anoche Ferrer-Dalmau, que también señaló que está previsto que esta gran muestra la inaugure el rey Felipe VI. Un proyecto ante el que el pintor mostró su ilusión y su reincidencia ya que retrató al héroe malagueño de la guerra de la Independencia norteamericana en la obra ‘Por España y por el Rey, Gálvez en América’, que se exhibe actualmente en el Museo del Ejército de Toledo.

Entre sus retos también está retratar a los últimos de Filipinas en el momento que abandonaron el sitio de Baler o la escena de los Voluntarios Catalanes haciendo un casteller para colocar una bandera española en la conquista de Tetuán de 1859. Este último piensa plasmarlo en «gran formato y será mi gran obra», aseguró ayer el pintor que añadió que lo que no trata en sus cuadros es la guerra civil: «Hasta que se deje de utilizar como arma política no entraré en ella».

En cuanto al cuadro protagonista ayer del Aula de SUR –una actividad que contó con el apoyo de Obra Social La Caixa–, ‘La degollá’ refleja una batalla «poco conocida», como dijo el pintor, que muestra una «salvajada» ya que la caballería nacional eliminó en menos de diez minutos a todo un regimiento galo. «Siempre busco la visión de un soldado en mis cuadros y en este caso, es la de un francés que ve la que se le viene encima», explicó Ferrer-Dalmau que ha invertid tres meses en concluir esta obra, aunque confesó que pintar fue lo más fácil: «Lo más complicado es plantear el tema y documentarme».

Fotos

Vídeos