Una exposición saca a la luz el desconocido patrimonio barroco de la Divina Pastora

Busto de Ecce Homo atribuido a Miguel de Zayas, discípulo de Pedro de Mena. :: fotos: Fernando González
/
Busto de Ecce Homo atribuido a Miguel de Zayas, discípulo de Pedro de Mena. :: fotos: Fernando González

Ars Málaga acoge hasta finales de abril el resultado de la restauración de valiosas esculturas y lienzos patrocinada por la Fundación Málaga

GLORIA CUEVAS MÁLAGA.

Aunque han estado durante décadas repartidas por las capillas del templo, las obras barrocas de arte sacro que atesora la iglesia de la Divina Pastora de Málaga resultan prácticamente desconocidas para el gran público. A diferencia de otros muchos templos de la capital en los que los lamentables sucesos de los años treinta del pasado siglo arrasaron con su patrimonio, en este se ha podido conservar prácticamente al completo un conjunto de esculturas y pinturas que puede admirarse completamente remozadas, a partir de hoy miércoles y hasta el 29 de abril, en las salas de Ars Málaga-Palacio Episcopal que hasta ahora habían albergado una colección de arte africano.

La exposición, cuya entrada es hoy gratuita y que lleva por título 'Tesoros de Capuchinos', fue presentada ayer por el director de Patrimonio del Obispado, Miguel Ángel Gamero, y el presidente de la Fundación Málaga, Juan Cobalea. Esta entidad, que aglutina al Ayuntamiento, a la Diputación, y a diferentes empresas de la capital, ha patrocinado la restauración y catalogación de las piezas que se muestran, un total de 14, más una nueva imagen de Santa Teresa de Jesús, cotitular de la parroquia, realizada este año por el imaginero malagueño Juan Vega y que preside la capilla del Episcopal.

Esta muestra supone el prólogo de la reapertura del templo de lo que fue convento de los frailes capuchinos, construido en el siglo XVII, tras las obras de reparación de su interior que están siendo desarrolladas por la Oficina de Rehabilitación Urbana del Ayuntamiento, en coordinación con la diócesis. Se divide en tres partes. La primera de ellas está dedicada a dos magníficas tallas de San Félix de Cantalicio y San Fidel de Sigmaringa, santos propios de la orden capuchina, que fue una reforma de la franciscana en el siglo XVI. En la segunda, pueden admirarse representaciones de los santos propiamente franciscanos: San Francisco de Asís, Santa Clara, San Antonio de Padua, San Buenaventura y San Luis de Tolosa. Destacan dos grandes lienzos del siglo XVII que representan a San Antonio y San Luis de Tolosa y que formaron parte de la primitiva composición del retablo del altar mayor de la iglesia. El de San Antonio está firmado por el pintor Juan Ramírez de la Fuente en 1629 y destaca por la calidad de su técnica, seguidora de los modos propios del pintor Francisco de Zurbarán. También sobresale una imagen de vestir de San Francisco del siglo XVIII, que por vez primera sale de la clausura del convento de las clarisas, anejo al templo, y otra de las mismas características de Santa Clara.

El Palacio Episcopal prepara una muestra sobre la obra de Pedro de Mena para el año próximo

Por último, en una tercera parte, se recogen las devociones de la parroquia capuchina, entre las que destacan una Inmaculada Concepción, el Crucificado que preside el ático del retablo y que ha sido sometido a un riguroso proceso de restauración por parte de los profesionales Francisco Naranjo y Ángeles Mulero, y un busto de Ecce-Homo con la advocación de Cristo de las Lágrimas, atribuido a Miguel de Zayas, discípulo de Pedro de Mena.

Durante la presentación, Juan Cobalea destacó que el patrimonio de la Iglesia en Málaga &ldquoes inmenso y necesita que le prestemos más atención, por lo que seguiremos comprometidos con esta tarea&rdquo, afirmó. La Fundación Málaga está preparando la edición de un catálogo sobre esta muestra que verá la luz en los primeros días de marzo.

Quinto aniversario

Por su parte, el sacerdote Miguel Ángel Gamero resaltó que Ars Málaga cumplió ayer cuatro años como espacio expositivo y apuntó que esta muestra de los 'Tesoros de Capuchinos', &ldquocon piezas ocultadas por el tiempo y creadas para la oración&rdquo, dijo, viene a ser un anticipo de la celebración del quinto aniversario, para el que el Episcopal prepara una gran exposición sobre Pedro de Mena, según anunció. En 2019 se cumplen también treinta años de la exposición que, con motivo del cuarto centenario de la muerte del escultor granadino del siglo XVII que tuvo taller durante treinta años en Málaga, donde falleció, organizaron el Obispado y la Junta de Andalucía. La muestra que ArsMálaga proyecta estaría formada por obras de Mena dispuestas en secciones iconográficas que reflejen las devociones religiosas a las que el escultor contribuyó con nuevas interpretaciones. El comisario científico será José Luis Romero Torres y el coordinador general, Gonzalo Otalecu Guerrero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos