Estrella Morente: «Mi padre fue el primer cantaor cubista»

Presentación de la biografía de Enrique Morente en el Museo Picasso. /Migue Fernández
Presentación de la biografía de Enrique Morente en el Museo Picasso. / Migue Fernández

La cantaora acompaña a Balbino Gutiérrez en la presentación de la biografía 'Enrique Morente. La voz libre' en el Museo Picasso Málaga

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Cuenta Estrella Morente que aun teniendo a su padre cerca, «en el sillón del salón», muchas veces le consultaba por esa o aquella letra que no entendía bien. «Y él me decía: Estrella, me tengo que ir, busca en el libro de Balbino». Un libro que vio la luz en 1996, que se reeditó en 2006 y que ahora vuelve a las librerías revisada y aumentada de la mano de la Fundación SGAE. «Perdí a mi padre y me quedó este libro», sentenció la cantaora, que se emocionó y emocionó a Balbino Gutiérrez, su «tito», amigo y compañero de Enrique Morente y autor de 'La voz libre'.

Juntos, Estrella y Balbino, presentaron esta mañana la biografía del artista en un encuentro cargado de complicidad en el Museo Picasso de Málaga. La elección no es del todo casual. «Mi padre fue el primer cantaor cubista. Quienes le llamaban el Picasso del cante tenían razón, porque no hablaban de alguien a quien le gustaba Picasso, sino de un cantaor que al igual que el pintor le dio la vuelta a su obra y se convirtió en cubista», reflexionó su hija. Recordó que cuando alguien le preguntaba a Enrique por esa comparación, él respondía: «Sí, es por la nariz, porque cada día tengo más pico».

Hasta 160 veces se menciona a Picasso en el libro de Balbino Gutiérrez. Como explicó el autor, su disco 'Pablo de Málaga' tuvo una repercusión y una «avalancha mediática solo superada por 'Omega'». Rememoró cómo se gestó esa «obra maestra» a partir de un encargo para la inauguración del Museo Picasso de Málaga en 2003, cómo llegó a la poesías en prosa del genio universal y las vicisitudes que rodearon a su publicación, hasta el punto de que decidió editarlo con su propio sello en 2008. «Hacía así honor a su fama de hombre y artista libre», puntualizó el autor. Diez años se cumplirán pronto de esa «joya» que trascendía todos los géneros.

Contó Balbino que Málaga «es el cuarto escenario en importancia donde se desarrolló la carrera de Morente» y que con una malagueña se hizo con el segundo premio del concurso Málaga Cantaora en Madrid en 1967 cuando aún era un «pipiolo». Disfrutaba además del arte, mantenía que pintores y cantaores «se entendían muy bien» y «visitaba todos los museos importantes en cada ciudad a la que iba» a cantar. Y el Picasso no era una excepción.

«Este libro me acerca cada día a él cuando ya no puedo preguntarle cómo era esa malagueña o esa rondeña que no se entiende bien», reconoció Estrella Morente. Agradeció la capacidad de Balbino Gutiérrez, que acompañó a su padre durante años, de captar en un libro «a un personaje tan grandioso, tan sublime, tan diverso y tan especial como era Enrique Morente y no manipularlo en absoluto».

'La voz libre' recoge al Morente persona y al Morente artista, su discografía, su repercusión y hasta algunas de las peores críticas que recibió. «Mi madre y mi padre estaban repasando la segunda edición y al ver que habías incluido esa parte tan brutal le dijo mi madre: Enrique, ¿por qué no le dices a Balbino que quite esa parte?. Y él le contestó: «¡Qué 'dise' Pelota, si eso es lo 'mejó'!», contó Estrella Morente entre risas. «¡Eso no lo sabía! Lo voy a incluir para la siguiente edición», añadió Balbino Gutiérrez.

Un momento de la presentación.
Un momento de la presentación. / Migue Fernández

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos