«España es competitiva para rodar 'Juego de Tronos', pero no para Hollywood»

Peter Wertel Soler, en su oficina de Fresco Film, con los carteles de 'Juego de Tronos', cuyo rodaje en España dirige este productor.
Peter Wertel Soler, en su oficina de Fresco Film, con los carteles de 'Juego de Tronos', cuyo rodaje en España dirige este productor. / Francis Silva

Peter Welter Productor de Fresco Film El responsable de la serie en España, que estrena hoy temporada, explica que este título de HBO ha impulsado los incentivos fiscales, pero lamenta que el Gobierno perjudique los rodajes extranjeros

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

En su despacho no hay un Trono de Hierro. Aunque no sería extraño. Su ascendencia alemana y el pelo rubio le dan cierto aire a miembro de la familia Lannister, que ya sabemos que siempre pagan sus deudas. Y en esto del dinero, Peter Welter Soler es el personaje central de 'Juego de Tronos' en España, cuya séptima temporada se estrena hoy (Movistar y HBO). Los famosos dragones llegaron a nuestro país gracias a este productor, que desde su oficina malagueña de Fresco Film convenció a a los creadores de la serie de que aquí podían encontrar ese Poniente que andaban buscando. Y no solo eso, también ha conseguido que Khaleesi y cía no se vayan, haciendo entender al Gobierno español que, como en el resto de Europa, tenían que aprobar beneficios fiscales para que grandes producciones como ésta vieran rentable rodar en nuestro país. Hace unos meses, esta ley de incentivos cambió supuestamente a mejor, aunque Peter Welter lo niega y explica con números que España solo puede aspirar a películas de 15 millones, pero nunca a grandes producciones de Hollywood de 100 millones o más.

-¿En qué episodios hay que estar atentos en la séptima temporada?

-Tenemos la suerte de haber rodado escenas para todos los capítulos. En el trailer ya se han visto imágenes de la batalla en Los Barruecos (Extremadura), aunque de Itálica y Sevilla no se ha visto nada, ya que son muy significativas para el argumento.

«No niego que hay contactos, pero el rodaje de la última temporada de 'JdT' está en el aire»

-¿El rodaje ha sido especialmente duro este año?

-El invierno ya está aquí, como dice la promoción, y lo hemos sufrido en el rodaje. Estuvimos bajo cero, con viento y lluvia. Incluso perdimos un día de filmación por el tiempo.

-¿Y como se controlan los dragones?

-El gran problema fue encontrarles alojamiento.

-Ja, ja. ¿Y en el rodaje se portan bien?

-Es complicado. El departamento de efectos visuales lo planifica y las instrucciones son milimétricas para que en la edición posterior no tengan problemas al añadirlos. Por cierto, los dragones salen de una empresa de efectos visuales de Madrid, El Ranchito.

-El rodaje de la primera temporada en España marcó un antes y un después. ¿Qué hay de cierto en que la legislación de incentivos fiscales se hizo por 'Juego de Tronos'?

-Muchas voces en la industria pedían que hacía falta porque ninguna producción va a rodar a un país que carezca de incentivos. Lo que es verdad es que 'Juego de Tronos' fue el impulsor final para que se aprobara la ley y nosotros fuimos los primeros en sentarnos con Hacienda a explicarles como funcionaba un rodaje.

-Ahora se ha mejorado la ley al pasar del 15 al 20% de incentivos.

-Se agradece, pero hemos ido para atrás. Ha subido al 20%, pero el tope de lo que te devuelven no ha sido proporcional ya que solo ha pasado de 2,5 a 3 millones. Esto nos hace competitivos para producciones de tele de alta calidad, como 'Juego de Tronos' o 'Black Mirror' -con presupuesto que no pasen de 15 millones-, pero una superproducción de Hollywood, que supera los cien millones, nunca va a caer en España porque solo devuelven 3 millones -le corresponderían 20-. En Inglaterra no hay tope y Hungría no para de rodar porque te devuelven hasta 20 millones.

-Parece que la falta de apoyo del Gobierno al cine español se extiende a los rodajes extranjeros. ¿Por qué?

-No lo entiendo. Siempre explico que nosotros no recibimos una subvención como el cine español, sino que atraemos inversión de fuera y, por cada euro que gastamos, recibimos de vuelta 20 céntimos, pero el gobierno ingresa 50 céntimos entre impuestos y seguros sociales. Pero no lo quieren ver. Esta ley nos perjudica mucho, porque el Estado español nos utiliza para atraer la inversión de fuera y el productor extranjero nos utiliza para cobrar ese dinero de vuelta. Pero la inseguridad jurídica es para nosotros porque Hacienda tiene cuatro años para inspeccionar las cuentas y, si no está de acuerdo con la liquidación, me puede pedir parte del dinero, además de la multa y los intereses. Y para entonces, el cliente extranjero, que es el destinatario último de la devolución, ya se ha ido.

-¿Le ha pasado alguna vez?

-Con la serie 'Emerald City' tuvimos una inspección, pero no tuvimos ningún problema.

«Haciendo los deberes»

-El primer rodaje de 'Juego de Tronos' en España vivió una locura con los casting. ¿Se ha calmado ya?

-Cuando acogimos la quinta temporada fue la primera vez en nuestro país y las expectativas fueron tremendas. El interés no descendió los siguientes dos años, pero sí la euforia. Y nosotros también supimos aprender y reaccionar. Hubo que crear una hoja de ruta para comunicar los casting y trabajar solo con la gente del lugar. Aprendimos a prescindir de intermediarios y extremar la seguridad. Ahora me río, pero un panadero se nos coló en el rodaje y se paseó por el set como si fuera su casa.

-Además, 'Juego de Tronos' debe ser como el Real Madrid, que cuando quiere fichar suben el precio del jugador. ¿Le ha pasado?

-Algunos, al escuchar 'Juego de Tronos', sobre todo en el norte de España, nos pedían cifras increíbles, como 30.000 euros por cortar el acceso de su terreno. Y le dimos 0,0, como la cerveza. Pero fueron casos aislados.

-Otro momento complicado ha sido el último año, cuando un extra denunció las condiciones del rodaje.

-La inspectora vino al rodaje e hizo entrevistas con la figuración. Vio que existía un catering y tenían comida y mantenimiento todo el día. Entre secuencia y secuencia podían descansar, pero estábamos rodando en la naturaleza y las condiciones eran duras, sobre todo cuando la climatología era adversa, pero para los figurantes y para todos. Otra cosa son las horas. El hecho es que la ley no ha pensado la realidad de nuestro trabajo. Hay que dejar un descanso de doce horas entre jornadas. Pero una producción de época en la que 500 personas tienen que pasar previamente por maquillaje y vestuario, solo te dejaría dos horas reales para rodar. La inspectora nos dio la razón y todo quedó en una regularización de esas horas.

-Ya se ha publicado que se rodará en España la octava y última temporada. ¿Es así?

-No hay nada confirmado. Nosotros estamos haciendo los deberes para pillar algo de la última temporada. No te niego que hay contactos, pero están en el aire ya que también puja Croacia por el rodaje.

-Pero ya han visitado nuevas localizaciones en España...

-Sí. Hemos estado en algunos sitios, como Sevilla o Valladolid, para ofrecer escenarios a HBO para la nueva temporada, pero no están confirmados ni mucho menos.

-Ir con la tarjeta de 'Juego de Tronos' les hace demasiado visibles. En algunos pueblos los reciben como 'Bienvenido Mr. Marshall'...

-Es más, nos perjudica. Tenemos muchos otros proyectos y cuando vamos a localizar otra película o serie, mucha gente piensa que es para 'Juego de Tronos'. Vivimos de más clientes y la producción de HBO es un 10% de lo que trabajamos.

-¿Qué otros proyectos tienen?

-Hay vida más allá de 'Juego de Tronos'. Hasta ahora, hemos funcionado muy bien con telefilmes alemanes y, de hecho, a finales de julio estrenamos la nueva entrega de la saga 'Ostwind', que rodamos en Ronda. La serie 'Emerald City' no ha renovado desgraciadamente, mientras que este mes también estamos en cines con 'Tom of Finland', que filmamos en Madrid, y en agosto Channel 4 y National Geographic pondrán 'The State', que se rodó en Almería. Es una serie sobre el Estado Islámico que me ha puesto los pelos de punta. Va a sorprender. Lo que está claro es que, si acogemos la octava temporada de 'Juego de Tronos', será la última y nos dejará un vacío. Y nos dolerá, porque nos habíamos acostumbrado.

Fotos

Vídeos