El encanto de una 'polaroid'

La exposición podrá visitarse hasta el próximo 5 de enero. /SUR
La exposición podrá visitarse hasta el próximo 5 de enero. / SUR

El fotógrafo norteamericano Pat Graham reúne en el Centro Cultural Provincial instantáneas en torno al mundo de la cultura urbana

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

En medio de la vorágine virtual queda espacio -y gente interesada- en mantener una relación física con la cultura. Los discos de vinilo, los libros en papel y las fotografías impresas. Y en ese último apartado, pocos formatos pueden competir con el encanto instantáneo de una 'polaroid'. Es la herramienta que emplea el fotógrafo norteamericano Pat Graham, que ayer presentaba en el Centro Cultural Provincial María Victoria atencia la exposición 'Pasado perfecto', incluida en el festival Moments dedicado a la cultura urbana.

«Este tipo de fotografías son muy especiales, porque son un reflejo inequívoco del momento capturado y, al mismo tiempo, se convierte en un recuerdo físico de aquel instante único», ofrecía ayer el fotógrafo sobre la muestra que se mantendrá en cartel hasta el próximo 5 de enero.

El propio Graham es el comisario de una muestra en la que se dan cita creadores de la escena alternativa estadounidense vinculados al diseño editorial, al 'skateboard', el 'street art' y la música.

Los responsables de la Diputación Provincial destacaban ayer que Graham «ha pasado gran parte de su vida retratando a gente, documentando cosas e inmortalizando lugares con varias cámaras Polaroid. Tanto es así, que el fotógrafo conoció en 1997 a Melanie Standage, su futura esposa y colaboradora, gracias a este modelo de cámara. La unión de sus viejas Polaroids con las nuevas fotos que hicieron conjuntamente fue la base de la primera exposición 'Pasado perfecto' en 2004, que pudo verse tanto en Londres y como en Washignton.

El espíritu del momento

«Del mismo modo que sus fotografías se unieron para dar forma a aquella primera muestra, Graham pensó en aplicar el mismo concepto a un grupo más numeroso de fotógrafos. El artista se puso en contacto con algunos de sus fotógrafos favoritos y también con amigos que utilizaban esta técnica y les pidió una serie de imágenes, buscando un detalle especial que las hiciera únicas», añadieron desde la Diputación.

Así surgía la nueva exposición, que en palabras del propio Graham se trata de «una representación del espíritu y del momento en que esas imágenes únicas fueron capturadas, con sus grandes virtudes y sus bellas imperfecciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos