Diez discos de 2017

Diez discos de 2017
Flashback

Txema Martín
TXEMA MARTÍN

1 Lorde, ‘Melodrama’

Después de sorprender al mundo hace cuatro años con un debut sobresaliente a la insultante edad de 16, la neozelandesa Marija Llani ha hecho lo propio con un disco en el que vuelve a poner sus experiencias personales al servicio de la música. Si ‘Pure heroine’ trataba de soñar con alcanzar el éxito, en ‘Melodrama’ una ruptura sentimental es el detonante de canciones que hablan de irse de fiesta, de inseguridades, de sentirse sola en la cima del mundo o del miedo que produce hacerse mayor, aspectos que nos ayudan a comprender a toda una generación. Incluye por primera vez un par de baladas impresionantes y sus letras, bases y cambios de ritmo siguen resultando resplandecientes. Achacar el éxito de esta indiscutible obra maestra del pop a su productor sería injusto, pero este también ha sido el año de Jack Antonoff, quien ha trabajado en los últimos discos de St. Vincent o Taylor Swift con resultados sorprendentes, además de firmar con su banda Bleachers ‘Gone now’, otro de los discos imprescindibles de 2017.

2 Kendrick Lamar, ‘Damn’

Algo parecido a lo anterior se puede decir de este superhéroe del rap norteamericano. Lamar ha hecho un álbum que le ha coronado en la cima del ‘black power’ actual con catorce temas que son trallazos directos, quizá con menos influencia jazz pero idéntico espíritu urbano de funk, R&B y hasta rock en un sublime equilibrismo entre el mainstream y lo underground. Si a alguien no se le encoje el alma con los dos minutos finales de ‘DNA’ es que no la tiene.

3 Lana del Rey, ‘Lust for life’

Lizzy Grant siempre pone mucho de sí misma en sus canciones y el reto con el que se enfrenta a su tercer disco (cuarto si contamos la edición extendida de ‘Born to die’), no ha sido diferente. Incluye por primera vez jugosas colaboraciones con artistas como The Weeknd, Sean Ono Lennon o A$AP Rocky, y la apertura emocional de sus letras sigue resultando sobrecogedora. La producción, a medio camino entre la música americana y la electrónica de ‘beats’, ha supuesto el alzamiento definitivo de una estrella con un disco que ha sido número uno en todo el mundo.

4 The XX, ‘I see you’

El salto de la banda más interesante de Inglaterra ha sido hacia una electrónica más bailable sin perder el intimismo propio de su estilo. Puede que en este trío casi todo se deba a Jamie XX, un productor superdotado que el año pasado firmó trabajo monumental en solitario. La trilogía de sencillos que promocionaron su último disco son sin duda tres de las mejores canciones que se han editado en este año, y sus videoclips son otra delicia.

5 SZA, ‘Ctrl’

Es difícil encontrar una artista de estas características, tan honesta y con una personalidad que no queda ensombrecida por la superproducción ni por el ansia de gustar. El aparente aire maquetero y minimalista de este trabajo funciona a la perfección en un trabajo honesto, sincero y delicado. La comparación con Rihanna no es casual porque ya han colaborado juntas; si Solana Rowe se toma su carrera un poco más en serio que la de Barbados, seremos testigos del nacimiento de una estrella mundial del R&B. ‘Drew Barrimore’ es solo una de las canciones que puede atestiguarlo.

6 Cigarettes after sex, ‘Cigarettes after sex’

Este prometedor debut largo sigue la tendencia de ‘dream pop’ y de un ambient que no puede ser más relajante y hermoso a la vez. Válido para una siesta moderna, su falta de riesgos y la homogeneidad de este trabajo, lejos de jugar en su contra, dibuja un viaje interior de 50 minutos con letras que hablan de amor y de sexo, de encuentros casuales y de emoción.

7 The Magnetic Fields, ’50 songs memoir’

Estamos acostumbrados a recibir enormes trabajos de Stephen Merrit pero el neoyorkino Stephen Merrit se ha superado a sí mismo con una obra magna. 50 canciones por cada uno de los años vividos, de 1966 a 2015, que suponen un extraordinario trabajo de composición y de estructura en el que Merrit toca más de 100 instrumentos. Sin duda, el gran ‘egotrip’ del año.

8 Joe Crepúsculo, ‘Disco duro’

La prolífica carrera de este artista barcelonés (9 discos en nueve años) supone siempre un divertimento que homenajea a lo kinki y que se enfoca al baile y a una producción tecno altamente interesante. Canciones divertidísimas como ‘Música para adultos’ o ‘Pisciburguer’ compiten con baladas emocionantes como ‘Rosas en el mar’ en el que Crepus sigue poniendo lo mejor de sí mismo.

9 Rosalía, ‘Los Ángeles’  

Resulta placentero advertir que el flamenco sigue tomando nuevas formas y renovándose mediante la influencia de otras músicas de la actualidad, a manos además de artistas jóvenes e inquietos. Esta cantaora catalana no viene de ningún linaje y aun así ha prestado una aportación inusitada a este mundo, capaz de conectar el trap con el cante jondo. Este disco, firmado junto a Refree, es un emocionante soplo de aire fresco.

10 LCD Soundsystem, ‘American dream’

Este año también ha supuesto el retorno de una de las bandas más interesantes del panorama internacional, aunque no se nos olvida el descaro con el que James Murphy reconoció que había anunciado su retirada definitiva sólo para vender más. Aunque sigamos enfadados, casi lo podemos pasar por alto sencillamente porque son muy buenos. ‘American dream’ es su disco más maduro y sigue la misma senda de electrónica funk y letras oníricas para disfrutar en casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos