DESPROPÓSITOS

Juan Francisco Gutiérrez
JUAN FRANCISCO GUTIÉRREZMálaga

Es hoy el lunes de todos los propósitos, el arranque de todos los retos, el reinicio de esas batallitas aplazadas contra nosotros mismos. Sí, ya saben, el punto de partida del eterno autoengaño, la casilla de salida de los nuevos almanaques. La hora de ponerse serios, el agosto de las fruterías, la temporada alta de los gimnasios, la pesadilla para los repartidores de pollos, que ahora apechugan y toman el testigo a los afanados pasteleros navideños. Pasamos de golpe del roscón a no probar ni rosca, todo sea por rebajar los niveles y meternos en cintura, si es que somos capaces de recordar que algo parecido a una cintura hubo alguna vez allí, momento nostálgico cual &ldquoYo tuve una granja en África&rdquo, o en este plan. Dicen que ahora se lleva el entrenamiento por intervalos: lo malo es que no va de ir a correr dos veces al año.

Es hoy pues un lunes de bajón por todo lo alto, un horizonte desértico donde ni siquiera saldrá el sol por Antequera, sino que la AEMET, que no descansa, vaticina para la comarca otra nevada. Arranca así, en blanco pero ya sin nevaditos que echarse a la boca, la primera gran semana laboral del año. Y lo hace del tirón, con calle Larios ya mustia por las noches y ni siquiera con el recurso del caramelito del estreno de las rebajas, todas ya iniciadas desde ayer domingo.

De la seriedad de este 'procés' personal anual no nos libra ni el teléfono móvil: de ahí el éxito de las bajadas de 'apps' que, aseguran, nos levantarán el ánimo, nos calentarán la oreja o nos mensajearán para que no decaigamos en nuestros objetivos. Yo he empezado por bajarme la de 'OT', o sea que la cosa pinta tan medio regular como de costumbre. De manera que los psicólogos aseguran cual videntes o clarividentes que, por mucha tecnología añadida al esfuerzo de este optimista enero, al final el 90% de las criaturas fracasaremos en nuestras intentonas de mejora. Un vaticinio con poca esperanza y ni pizca de gracia, pero que nos alerta de algo claro: para lograr nuestros retos hacen falta menos 'Endomondos' y más moral que el Alcoyano. Suerte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos