Los defensores de 'La Aduana para Málaga' califican de «nefasto» el horario de verano

Imagen del Museo de Málaga.
Imagen del Museo de Málaga. / Ñito Salas

«De 9 a 3 parece una oficina más que un museo», lamenta el presidente de la Asociación Amigos, que pide una revisión de la medida

REGINA SOTORRÍOMálaga

“Es la primera vez en mi vida que oigo que un museo cierra en verano por las tardes”, dice Eugenio Chicano, presidente de la Fundación Aduana-Museo de Málaga. “De 9 a 3 parece una oficina más que un museo”, añade Rafael Martínez, al frente de la Asociación Amigos del Museo de Málaga. Apenas seis meses después de que abriera sus puertas un espacio reclamado durante 20 años bajo el lema 'La Aduana para Málaga' y con un coste estatal de 40 millones de euros, las colecciones del Bellas Artes y el Arqueológico permanecerán cerradas al público todas las tardes de verano hasta el 15 de septiembre. Un horario estival común a todos los recintos museísticos y monumentales gestionados por la Junta de Andalucía que Martínez califica de “nefasto”.

El Museo de Málaga se suma así al horario fijado en 2014 por convenio colectivo de los empleados de la Administración regional: la clausura habitual a las 20.00 horas (de martes a sábado) se adelanta así hasta las 15.00 horas en plena temporada alta veraniega (de martes a domingo). “Cuando la tendencia indica que cuando abres un monumento por la tarde- noche, se llena de gente, porque es cuando con tranquilidad se pueden hacer las visitas, aquí se hace al revés”, señala Rafael Martínez, que anima a revisar tanto esta medida como el cierre de las tardes de domingo a lo largo de todo el año. Él esperaba que saltara la noticia, conocía el horario establecido por la Junta a nivel andaluz, “pero aunque hubiera sido por ser este el primer año, se tendría que haber buscado una fórmula para tener el museo a disposición de los ciudadanos, como debe de estar”.

“No me explico por qué no se hace”, indica Chicano, que quiere esperar a tener más información para pronunciarse en detalle. “Estoy del lado de los trabajadores, pero me gustaría también ver razones plausibles y de peso que me convencieran de esta medida”, añade. Porque lo habitual en Málaga, con el sol cayendo a plomo, es que las mañanas sean para la playa y la tardes para recorrer la ciudad. “Aquí empezará la actividad de las 7 en adelante”, aventura Chicano.

Ahora sin embargo, las colecciones artísticas y esa plaza del Palacio de la Aduana que se anunció como una extensión de la ciudad estarán cerradas a cal y canto a partir de las 15.00 horas. Y sin ninguna indicación en el portón de acceso que explique el por qué. “Quien ahora se acerque no sabe si es que volvemos a tener obras, si está cerrado por algún problema o qué es lo que pasa”, apunta el presidente de la Asociacion Amigos del Museo de Málaga, que en varias ocasiones ha comunicado a la Junta la necesidad de señalizar el horario del recinto en la puerta.

Este horario de verano también afecta a los Dólmenes de Antequera, que pronto cumplirá su primer año como Patrimonio de la Humanidad. Este enclave está gestionado en la actualidad por la Junta de Andalucía.

Fotos

Vídeos