La 'dama de las profundidades' gana el Princesa de Asturias de la Concordia

DOMÉNICO CHIAPPE MADRID.

La 'dama de las profundidades' se ganó su apodo al liderar un equipo de submarinistas que vivió durante dos semanas a 18 metros de profundidad en los mares de las Islas Vírgenes. El proyecto Tektite, realizado en 1970, ha sido sólo una de las proezas de la oceanógrafa Sylvia Earle (Estados Unidos, 1935) en casi seis décadas de labor investigadora, cien expediciones y 7.000 horas de buceo. Su labor, sobre todo centrada en la divulgación científica, le ha valido el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2018. «Por su dedicación a la exploración e investigación de los océanos, el conocimiento de los fondos marinos y la conservación integral de los mares, que se ha convertido en uno de los desafíos medioambientales de nuestro tiempo», afirma el jurado del premio en un comunicado divulgado ayer. «Su amplia labor ha sido fundamental para la toma de conciencia de la importancia de los océanos como una riqueza común, en grave riesgo por la acumulación de plásticos y vertidos contaminantes, que amenazan la salud humana y la biodiversidad en todo el planeta».

Centrada en la preservación de los océanos, fundó la alianza 'Mission Blue', «una organización sin fines de lucro dedicada a crear una red mundial de áreas marinas protegidas, para minimizar el impacto humano y brindarles una oportunidad de recuperación y florecimiento», según su página web. Uno de los lugares más recientes bautizado como 'Hope Spots' (puntos de esperanzas), ha sido el atolón de Palmira, una isla en el Pacífico bajo amenaza de convertirse en cementerio nuclear. «El espectacular entorno marino de Palmira es un recordatorio de cómo deberían ser nuestros arrecifes de coral, por su historia de recuperación y restauración de vida silvestre», dijo en esa ocasión Earle, que a sus 83 años sigue buceando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos