Cultura dice que los «problemas presupuestarios» marcarán el nuevo proyecto para la Trinidad

Interior del convento de la Trinidad, donde se han tenido que llevar a cabo actuaciones de consolidación por su abandono. :: fernando gonzález/
Interior del convento de la Trinidad, donde se han tenido que llevar a cabo actuaciones de consolidación por su abandono. :: fernando gonzález

Miguel Ángel Vázquez anuncia una mesa técnica para encontrar una iniciativa de consenso en lo «cultural y lo social» que dinamice el barrio

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

«Ahora nos toca ponernos a trabajar». Con esta frase, el consejero de Cultura de la Junta, Miguel Ángel Vázquez, reconoció ayer que el contador vuelve a cero para el antiguo Convento de la Trinidad. Así, señaló que su departamento carece aún de un proyecto para el antiguo convento de la Trinidad después de que el Gobierno central cambiara de opinión y descartara situar allí la biblioteca provincial para volver a los planes originales de instalarla en el céntrico colegio de San Agustín. La decisión obliga a la Junta a encontrar una nueva iniciativa para el histórico inmueble que estará marcada por los «problemas presupuestarios», adelantó el responsable de Cultura.

Vázquez, que tomó posesión en la consejería el pasado mes de junio, habló de la situación actual del antiguo convento en la Comisión de Cultura celebrada ayer en el Parlamento Andaluz tras ser cuestionado por el Partido Popular sobre los planes de su departamento para el edificio. Ante el fracaso de los diferentes proyectos a lo largo de los doce años desde que la Junta de Andalucía se hizo con la propiedad del histórico inmueble -se propuso el Parque de los Cuentos, una subsede del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, un centro dedicado al arte rupestre y, finalmente, la Biblioteca Pública del Estado (BPE)-, el consejero abogó por estudiar «las necesidades culturales de Málaga y su provincia» para que la próxima propuesta de utilización del convento se diseñe «con rigor y sin generar falsas expectativas».

Con el objetivo de encontrar un proyecto adecuado, Miguel Ángel Vázquez anunció la creación de una mesa técnica a la que convocará los «sectores culturales de la ciudad, la Universidad de Málaga y distintos colectivos ciudadanos para buscar la fórmula que dote de contenido al antiguo convento de la Trinidad». No obstante, no dio más detalles sobre la puesta en marcha de este órgano consultivo que estudiará y propondrá alternativas para el uso de un edificio con cerca de 10.000 metros cuadrados disponibles.

Tras los sucesivos fracasos, el consejero abogó por una nueva iniciativa que no genere «falsas expectativas»

En ese contexto de rigor al que aludió el consejero, Vázquez también quiso plantear las dificultades económicas de la Junta de Andalucía para afrontar un proyecto de la envergadura del antiguo convento de la Trinidad. «Los problemas presupuestarios siguen existiendo y hablamos de un edificio de una gran volumetría», aseguró el responsable de Cultura que no ocultó que su departamento hubiera preferido que siguiera adelante la iniciativa de la biblioteca provincial, que conllevaba la financiación estatal del ministerio.

Así, recordó el acuerdo de 2014 con el Gobierno central para albergar en el convento la BPE en Málaga y lamentó el descarte final en este histórico inmueble ya que, a su juicio, poseía «mejores posibilidades» que el antiguo Colegio de San Agustín (casi 6.400 metros cuadrados, 3.400 menos que lo que ofrece el edificio trinitario), se ponía «a disposición de la ciudadanía un bien patrimonial importante» y además se ofrecía «un revulsivo al barrio desde el punto de vista social».

El Ministerio de Cultura ya manifestó en octubre del año pasado (Ver SUR, 15-10-2016) que renunciaba al edificio trinitario como sede de la Biblioteca Pública del Estado, aunque el consejero Miguel Ángel Vázquez situó la comunicación de este cambio de criterio gubernamental «en las vísperas del verano». Así, fuentes de la Consejería de Cultura explicaron ayer a SUR que el Ministerio confirmó verbalmente el descarte de la Trinidad en una reunión mantenida con el equipo de la anterior consejera, Rosa Aguilar, en fechas previas al pasado mes de mayo.

Valor histórico y artístico

Por su parte, el portavoz del PP en la comisión de Cultura, Antonio Garrido Moraga, ofreció la colaboración de su partido en la búsqueda de un proyecto específico para el antiguo convento, del que destacó el «valor histórico y artístico para la ciudad». Por ello, remarcó la importancia «social» del uso final que se le dé al convento ya que «el barrio lo necesita». Y ante los problemas económicos que plantea para la Junta de Andalucía el gran espacio que ocupa el edificio, abogó por la «imaginación» y por la búsqueda de diferentes usos ya que el inmueble ofrece «suficiente espacio para determinar espacios plurales».

En su respuesta, el consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez aseguró que el proyecto definitivo tendrá en cuenta criterios «culturales y sociales» para dinamizar el barrio, pero argumentó que «por mucha imaginación y cariño que le pongamos necesitamos presupuesto». Además, afirmó que, aunque se han realizado trabajos de estabilidad del edificio, Cultura todavía tiene que estudiar cual es el estado actual del inmueble y de su estructura, y abogó por acometer «en varias fases» el proyecto que se decida en el antiguo convento para que sea viable presupuestariamente.

Fotos

Vídeos