Cristóbal Ortega expone sus 'sudoraciones' pictóricas en Barcelona

Cristóbal Ortega inaugura hoy la exposición 'Súnyata'. /SUR
Cristóbal Ortega inaugura hoy la exposición 'Súnyata'. / SUR

El artista malagueño profundiza en sus indagaciones formales en la muestra que hoy se inaugura en la Galería Miguel Marcos

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

«La pintura no es un discurso acabado, sino un proceso que va enriqueciéndose con el tiempo», lo dice el artista malagueño Cristóbal Ortega, que hace ya un lustro dio un giro -casi en el sentido literal de la expresión- a su obra pictórica para indagar en las posibilidades formales de lo que él mismo bautizó como 'Sudoraciones': lienzos acometidos desde el envés de la tela, que deja aflorar el rastro de la pintura en composiciones sutiles.

Ortega (Alhaurín de la Torre, 1970) reúne ahora sus nuevas 'Sudoraciones' en la exposición 'Súnyata' que hoy se inaugura en la Galería Miguel Marcos de Barcelona. A caballo entre China y España, Ortega regresa a la galería catalana casi cuatro años después de su exposición individual 'Háptica'. Desde la sala barcelonesa explican que el título de la nueva exposición de Ortega, en cartel hasta el 23 de febrero, «tiene relación con el concepto ancestral de vacío, entendido a la manera oriental como la potencialidad para la vida y el cambio. No tiene que ver con la nada total, sino con la esencia existencial de todos los seres y los fenómenos de la naturaleza».

Vacío y texturas

Esa idea de vacío representa uno de los asuntos esenciales en la producción de Ortega, para quien «es más importante lo que no está, que lo que está» en el cuadro de manera evidente. Esa manera de plantear su obra enlaza con el concepto chino 'shen tou', que podría traducirse como «aquello que viene de atrás».

De este modo, «la serie 'Sudoraciones' es una proyección de manchas de color y trazos energéticos en el reverso y el anverso de la obra, que dialogan entre sí y que atrapan al espectador en su conversación. Una conversación que trata sobre la armonía en contraposición con el caos y la identidad más profunda del artista». Un diálogo sutil entre el color, el trazo y la composición que emerge desde el fondo de la tela hasta la mirada del espectador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos