«Nuestra crisis nacional parte también de nuestros errores»

Fernando García de Cortázar regresa hoy a Málaga para reflexionar sobre la actualidad./Ñito Salas
Fernando García de Cortázar regresa hoy a Málaga para reflexionar sobre la actualidad. / Ñito Salas

El catedrático Fernando García de Cortázar clausura esta tarde en la Sociedad Económica de Amigos del País el ciclo 'Torrijos y la libertad'

Antonio Javier López
ANTONIO JAVIER LÓPEZ

Vivió catorce años con la sombra de la escolta policial en los tiempos de plomo del terrorismo etarra y, sin embargo, cree que ahora la situación es peor. Más grave. «A nosotros nos podían matar, pero no podían silenciar nuestra palabra», defiende Fernando García de Cortázar sobre el telón de fondo de la crisis secesionista catalana.

Un escenario que saldrá al primer plano en la conferencia que hoy ofrecerá Fernando García de Cortázar en la Sociedad Económica de Amigos del País (plaza de la Constitución, 19.00 horas, entrada gratuita) como cierre de la vigésimo tercera edición del ciclo 'Torrijos y la libertad', que en esta ocasión mira al país de hace un siglo con el subtítulo 'España, 1917: en el umbral de una revolución'.

LA CITA

uConferenciante
El catedrático Fernando García de Cortázar cierra el ciclo 'Torrijos y la libertad'.
uLugar
Sociedad Económica de Amigos del País. Plaza de la Constitución.
uHora
19.00 horas.
uEntrada
Gratuita.

Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto y director de la Fundación Vocento, García de Cortázar reflexiona sobre la escena política actual: «El problema es que en estos momentos la crisis no sólo ha provocado un deterioro económico gravísimo, sino también un deterioro cultural y un deterioro de las relaciones entre los españoles y con ese caldo de cultivo el independentismo ha lanzado su órdago».

En este punto, el historiador lamenta la ausencia de esfuerzos por «transmitir la razón y el sentimiento de España» desde un patriotismo alejado de fantasmas del pasado. «Hemos visto España como una pura normativa, como un puro Estado, una ley, no como un sentimiento. No ha habido esfuerzos por superar esa pobre condición casi administrativa que hemos dado de nuestra patria y por el contrario en Cataluña durante la crisis se ha producido una sensación de orfandad y una Administración en busca de una mentira que les promete una mejora económica, una mayor cohesión social».

Por eso, García de Cortázar no olvida la autocrítica a la hora de responder una pregunta crucial: ¿cómo hemos llegado hasta aquí? «Nuestra crisis nacional parte también de nuestros errores, no sólo de las manipulaciones del nacionalismo unido con el populismo», sostiene el autor de libros como 'Biografía de España', 'Los perdedores del siglo' y 'Alguien heló tus labios', entre otros muchos libros.

«La fuerza de lo que está pasando en Cataluña no se la da el puro nacionalismo, sino llamativamente su matrimonio con la ideología populista, que es precisamente la que quiere acabar con el propio sistema. ¿Cómo hemos podido llegar a que se dé por primera vez en la historia de España la impugnación de la propia idea de España? Hemos tenido guerras civiles, hemos tenido enfrentamientos tristemente brutales entre nosotros, pero en ningún momento uno de los contendientes decía que no existía España, abogaban por una u otra idea de España, pero nadie decía que no existía España», lamenta el historiador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos