CONCIERTO Y VICEVERSA

ÓSCAR ROMERO

Willy Wilder ponía en boca de un genial personaje, al final de su gran comedia 'Con faldas y a lo loco', una gran verdad filosófica: «Nadie es perfecto». Esa podría ser la definición de la puesta en escena de 'Free Bach 212', la propuesta que La Fura dels Baus, ideada y codirigida por Miki Espuma y David Cid, bajo la dirección musical de Pavel Amilcar, Thor Jorgen y Espuma, porque cuenta con dos excelentes cantantes líricos, una excepcional voz flamenca, un cuarteto de cámara que suena casi como una orquesta y un genial bailarín. La idea de fusionar la cantata de 'Los agricultores' de J.S. Bach con cante flamenco suena de maravilla en la voz de Mariola Membrives, pero con arreglos sin duende flamenco y todo ello enmarcado en un luminoso espacio visual, creado virtualmente con proyecciones perfectamente conjuntadas con la iluminación y las mágicas evoluciones del bailarín Miguel Ángel Serrano, conjunciones en las que La Fura es maestra. En esta ocasión la puesta en escena queda huérfana de la innovación constante a la que el conocido elenco nos tenía acostumbrados. De lo que se conoce como teatro, solo cuenta con una somera escenificación de la cantata de Bach, al más puro estilo escénico de pasados siglos, cantadas por las limpias y potentes voces de la soprano Eulalia Fantova y el Barítono Juan García Gomá, que, además, es un excelente actor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos