La concienciación social deja en la mitad las agresiones sexuales en Sanfermines

PABLO OJER

Pamplona. La última noche de los Sanfermines, la del viernes al sábado, resultó ser la más dramática en lo que se refiere a las agresiones sexuales. Se produjo la única violación de todas las fiestas. Y, además, fue sobre una menor (15 años). Esa fue la mala notica. La buena, que las potentes campañas y la concienciación social para lograr unas fiestas libres de ataques sexistas ha conseguido que estos delitos se redujesen este año a la mitad que el anterior. Aunque el autor de la violación todavía no ha sido detenido, esta circunstancia no debe empañar la buena labor policial a la hora de atajar la violencia sexista. De hecho, en once de las 14 denuncias presentadas los presuntos autores ya han sido detenidos.

Una efectividad del 78,5%. De las 14 denuncias presentadas por ataques sexistas, solo dos fueron por agresiones sexuales, lo que supone menos de la mitad que el año pasado, cuando se presentaron cinco, cuatro por violación y una por intento de violación. De las denuncias investigadas este año, la última es por violación mientras que la primera, presentada el pasado día 12, fue por la agresión sufrida por la víctima después de que fuera objeto de tocamientos.

Sin embargo, las denuncias por abusos sexuales se incrementaron respecto al año pasado. En 2017 se han presentado doce mientras que el año pasado fueron once. Según los artículos 178 y 181 del Código Penal, la diferencia entre agresión sexual y abuso sexual radica en la existencia o no de violencia o intimidación en el acto delictivo.

Campañas institucionales

La concienciación social lograda a través de las diferentes campañas tanto de las instituciones como de asociaciones feministas se encuentra detrás de este incremento de las denuncias por abusos. De hecho, hasta el año pasado no había estadísticas de denuncias por tocamientos. En la mayoría de las ocasiones ni se denunciaban. No había conciencia de que tocar los glúteos de alguien fuera delito.

Lo mismo, pero en sentido contrario, sucede con las agresiones sexuales. La fuerte presencia policial y el ambiente social de tolerancia cero que han conseguido las reiteradas campañas ha provocado que hayan disminuido notablemente. Solo hay que ver que en los Sanfermines de 2012 se presentaron hasta diez denuncias por agresiones sexuales. En 2013 hubo seis y en 2014 se presentaron cinco, una más que en 2015 y las mismas que en 2016.

Fotos

Vídeos