«Hay un concepto de patriotismo impuesto que debemos acatar»

A Ángel Calvente y Javi Parra les acompaña Angélica Gómez como dramaturga. /Juan J. Palenzuela
A Ángel Calvente y Javi Parra les acompaña Angélica Gómez como dramaturga. / Juan J. Palenzuela

Ángel Calvente (dirección) y Javi Parra (actor) protagonizan hoy su particular versión de ‘La verdadera historia de la muerte de FF’

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La Guerra Civil; las dos españas; el patriotismo. Estos tres conceptos –alguno de ellos de plena actualidad– son los temas centrales de ‘La verdadera historia de la muerte de FF’ (hoy, Teatro Echegaray, 20.00 horas), primer trabajo de la nueva compañía teatral, Sr Correcto, fundada en Granada por Javi Parra, un actor que ha vivido y trabajado en Málaga durante veinte años. Además, cuenta con la dirección de Ángel Calvente, que ha aparcado a sus títeres de El Espejo Negro para formar este trío que completa la dramaturga, Angélica Gómez.

En realidad, se trata de la suma de dos obras de Max Aub, ‘La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco’ y ‘Crímenes ejemplares’. La obra cuenta la historia de Ignacio Jurado Martínez, un camarero mexicano que sirve café a los refugiados españoles y a los españoles que vivían en México antes del 36, y que es testigo de discusiones que solo tratan del pasado. Cansado de los desterrados y de sus falsas esperanzas de libertad, decide viajar a España y matar al dictador.

«Realmente, lo que nosotros hacemos es una adaptación teatral porque me pareció que el cuento sobre el asesinato de Franco podría servirnos para hablar de cómo impartir justicia a través de un asesinato», relata Javi Parra. «Empezamos a trabajar con esos textos, y seleccionamos algunos de estos crímenes ejemplares, que hay cientos, para llevar insertados dentro del relato. Así se compone la dramaturgia de esta obra».

Sin embargo, es el tema el que cobra mayor importancia, especialmente, señala, en estos últimos meses. «Creo que el tema de la memoria histórica, de la justicia social, lo teníamos pendiente desde la Transición, tanto con las víctimas de un lado, como con las del otro. Ese es un poco el motor de este proyecto, que ya había pasado el tiempo suficiente y que la sociedad española tenía la madurez para poder hablar de este tema con más más apertura y más justicia. Había que apostar por esa idea, y con eso hemos estado trabajando. Todo lo que ha pasado en Cataluña ha ocurrido con el proceso de producción ya ha avanzado, y ha sido increíble cómo ese relato del patriotismo –el concepto de patria– está de nuevo sobre la mesa», admite con cierta emoción el actor. «Eso era algo que estaba en nuestro relato. Nosotros no hablamos desde el lado republicano o desde el fascista, sino de la manera de ser español, que nos hace discutir por cosas en las que nos podríamos poner de acuerdo. Los españoles tenemos un empecinamiento por las causas perdidas», sostiene.

De hecho, y según Parra, representan personajes cuya única discusión es saber quién es más patriota de todos, a ver quién siente más España. «Porque eso es algo que ocurría en México en este momento. Discutían los españoles que vivían en México con los que llegaban como refugiados de la Guerra Civil. Tenían dos escuelas, dos sanatorios, dos bares. Suena terriblemente actual. Es lo de siempre, que la realidad supera la ficción, porque eso ocurría Y nosotros lo hemos descubierto al empezar a trabajar el espectáculo.

Y, ¿cómo represantarlo? El director de la obra, Ángel Calvente, explica la complejidad de este montaje: «Un solo actor defiende 15 personajes, que no es poco. Es un trabajo muy arduo porque tiene que entrar y salir de los personajes muy rápidamente, y todo ello sin perder la liquidez del personaje, ni el texto, ni el montaje. Es que se han hecho otras versiones, pero con más de un actor. Aquí está la clave y el secreto, porque además Javi es un actor que puede soportar esto y mucho más», afirma.

A su juicio, en la obra prima el tono de la comedia y la sátira. «Es un espectáculo muy enfocado en el humor porque ya de por sí el tema que se está tratando es bastante complicado. Pero queríamos darle ese rollo, también un poco cabaretero, con canciones. No es tan sórdido como un espectáculo mío propio, pero bueno, algún puntito sí que tiene por ahí de sordidez alguno de los personajes».

Calvente insiste, como Parra, en la importancia del tema. «Por desgracia, siempre ha estado de actualidad en nuestro país. Realmente la cosa ha cambiado muy poco, tanto en el fondo como en el transfondo de nuestra historia política. Está muy de actualidad, nada más que hay que ver todo el follón que hay con los políticos, con lo de Cataluña, con el concepto de patriotismo. Un patriotismo impuesto por algunos y que todos tienen que acatar. Todo esto nunca nos ha abandonado», afirma con resignación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos