La ciudad «refugio» de Picasso

La obra 'Olga Khokhlova con mantilla', de 1917, de Pablo Picasso, en el Museo de Barcelona. :: efe/
La obra 'Olga Khokhlova con mantilla', de 1917, de Pablo Picasso, en el Museo de Barcelona. :: efe

El Museo Picasso de Barcelona abre puertas de cuatro exposiciones simultáneas coincidiendo con la fecha de nacimiento del malagueño

E. P. BARCELONA .

El Museu Picasso de Barcelona conmemora el centenario de la estancia más larga que pasó Pablo Picasso en Barcelona tras instalarse en París en 1904, en una exposición que muestra cómo la capital catalana se convirtió en «ciudad refugio» de artistas de vanguardia y se convirtió en uno de los epicentros culturales de Europa que influyó en la trayectoria artística del malagueño.

Lo ha explicado la comisaria Malén Gual, junto al director del museo, Emmanuel Guigon, que ha anunciado la apertura de puertas simultánea de cuatro exposiciones coincidiendo con el aniversario de la fecha de nacimiento de Picasso, que este miércoles cumpliría 136 años.

Las exposiciones, que abren puertas este jueves y hasta el 28 de enero, son '1917. Picasso en Barcelona', 'Arthur Cravan. Maintenant?', 'El taller compartido. Picasso, Fín, Vilató y Xavier' y 'Lucien Clergue: Veintisiete encuentro con Picasso'.

El pintor malagueño volvió a Barcelona en 1917 animado por Erik Satie y seducido por la invitación de los Ballets Rusos de Diaghilev, que actuaron en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, y que llevó al artista a instalarse durante seis meses en la capital catalana.

Nuevos trabajos

Con 70 piezas, la muestra ilustra la Barcelona que se encontró Picasso a su regreso, y su investigación de nuevos recursos plásticos y trabajos nuevos a caballo entre el clasicismo, expresionismo y cubismo: «Empezó un arte de un estilo no determinado. Se sentía libre».

Enlaza con esta exposición la dedicada al sobrino Oscar Wilde y figura mítica de los movimientos vanguardistas y dadaistas Arthur Cravan, quien pasó por Barcelona en 1916 para evitar que le enviasen al frente de la I Guerra Mundial y desafió en combate de boxeo al campeón del mundo Jack Johnson.

La más grande de las exposiciones es la de 'El taller compartido. Picasso, Fín, Vilató y Xavier', que reúne 200 obras en 700 metros cuadrados, y supone la reapertura del segundo piso del museo tras diez años cerrado.

Se trata de una «muestra apasionante que cuenta la historia común de Picasso con miembros de su familia», ha resaltado el director del museo, que ha abundado en que se trata de un recorrido maravilloso y muy rico.

La exposición con fotografías de Lucien Clergue y Picasso muestra los 27 encuentros que ambos mantuvieron en sus 20 años de amistad, desde que coincidieran en una corrida de toros en la villa francesa de Arles. La pequeña muestra es un «viaje a través de los 27 días en que ambos se encontraron», en un formato de dietario lo más cercano al relato de Clergue, del cual el museo compró el archivo de 600 instantáneas en blanco y negro el año pasado.

Fotos

Vídeos