'Recuerdos desde Fukushima' lleva a la pantalla la catástrofe y los fantasmas del pasado

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Una joven decide dar un giro a su vida y entra a trabajar en una organización humanitaria tras la catástrofe nuclear de Fukushima en 2011. Ese es el punto de partida de la última película de la directora alemana Doris Dörrie que, tras rodar hace tres años 'Todo incluido' en la Costa del Sol, vuelve a la cartelera con 'Recuerdos desde Fukushima', una cinta rodada en Japón y que enfrenta la cultura europea frente a la nipona en un paisaje desolado por la catástrofe.

La cinta, que se estrena el próximo 29 de diciembre en Málaga, narra la historia de amistad entre una cooperante que, a pesar de las dificultades, decide quedarse en el área contaminada y convivir con una anciana, la última geisha de Fukushima. Dos mujeres que representan sendas maneras de ver la vida en medio de la catástrofe y la miseria tras el desastre radioactivo, pero que encuentran un punto en común: liberarse de las cargas del pasado.

Escrita y dirigida Doris Dörrie, 'Recuerdos desde Fukushima' fue filmada en la localización de la triple catástrofe nipona con actores y habitantes locales que continúan viviendo allí en la actualidad. En los papeles protagonistas figuran Rosalie Thomas ('Best chance'), Kaori Momoi ('Memorias de una Geisha'), Aya Iruzuki ('Cerezos en flor') y Moshe Cohen (miembro fundador de Payasos Sin Fronteras). La película, que fue nominada a mejor filme en los galardones del cine alemán, obtuvo el segundo premio del público de la Sección Panorama del Festival de Berlín.

Fotos

Vídeos