«A los latinos nos tienen miedo en Estados Unidos»

El actor Edward James Olmos, que estrenará la nueva 'Blade Runner' en octubre, recibe en España el Premio Platino de Honor

Á. SOTO

madrid. Pionero del nuevo poder latino en Hollywood, Edward James Olmos (Los Ángeles, 1947) no es solo una estrella del cine y la televisión. También es un defensor de la cultura iberoamericana en Estados Unidos y un luchador contra los prejuicios que, ahora más que nunca, golpean a esta comunidad. «Nos tienen miedo porque somos muchos y seremos más. Pero el futuro está en nuestras manos, no nos podrán parar», proclama el actor y director, el autoritario teniente Castillo de 'Corrupción en Miami', que estrenará en octubre 'Blade Runner 2049', su nueva película y continuación del mítico largometraje.

Edward James Olmos es 'Eddie' para sus amigos, un grupo en el que se encuentran, por ejemplo, el productor Enrique Cerezo o el actor Antonio de la Torre. «Rodé con él en inglés una película y me acogió como a un hermano. Yo siempre he pensado que se es actor como se es persona y él es uno de los mejores actores y de las mejores personas que conozco», dijo este viernes De la Torre. Olmos está en España para recoger el galardón de honor de los Premios Platino en su cuarta edición, una estatuilla que antes que él recibieron Sonia Braga, Antonio Banderas y Ricardo Darín. Los reconocimientos, que se entregarán este sábado en Madrid, aspiran a convertirse en los Oscars latinos, que sirvan para dar impulso a una industria cinematográfica que aún se encuentra a años luz de la anglosajona, aunque Olmos le augura un esperanzador futuro.

«Para que el cine latinoamericano triunfe más allá de sus fronteras solo es necesario tener un poco de paciencia. Su nivel es similar al del cine que se hace en otras partes del mundo, no es peor. Debemos seguir haciendo nuestras historias, que atraen al público de una manera diferente. Los norteamericanos quieren dominar totalmente el cine, pero eso no va a ocurrir», explica el protagonista de películas como la primera parte de 'Blade Runner', 'Selena' o 'Con ganas de triunfar', la cinta por la que consiguió una nominación como actor principal en los Oscar de 1988.

El presente del cine latino en Estados Unidos, sin embargo, no es tan brillante como el futuro que avanza Olmos. En la actualidad, insiste el artista. apenas 25 cines del país programan películas en español, cuando en 1940 lo hacían 750. «Es difícil abrir la puerta de Norteamérica. Por eso, cada país debe apoyar sus cintas y por eso son necesarios premios como este», asevera. El compromiso de Olmos con sus raíces le llevó a fundar la Latino Public Broadcasting, que produce cine y televisión dirigidos a los hispanos y que se concreta, además, en un festival de cine donde la industria latina se reúne y comparte experiencias. El cineasta lamenta que la población latina sea el 20% de la de Estados Unidos, que compre alrededor del 37% de las entradas de cine del país y que sin embargo, apenas represente el 4% de las imágenes que aparecen en pantalla.

Pero además de su vínculo con el cine latino, Olmos es también un activista político que se posiciona sin fisuras contra Donald Trump. «Quiere construir una pared que nos divida y ya lo ha conseguido, nos ha dividido mucho. Pero tengan esperanzas, todo va a cambiar», sonríe, insinuando que el presidente de Estados Unidos que más rechazo genera entre los hispanoamericanos no terminará su mandato. «No está preparado para el cargo. Siempre ha hecho lo que ha querido, pero ahora las cosas no son así y todo lo suyo se descubrirá durante las investigaciones», sostiene.

Aunque Olmos, principalmente, ha dado vida en la pantalla a latinos, en su registro se incluyen también a personajes «asiáticos, indígenas y anglosajones». «Yo he hecho de todo, pero soy una excepción», cuenta el actor.

Fotos

Vídeos