Este hotel es de miedo

Las líneas del hotel Sol Timor sirven de escenario singular de este argumento de suspense y terror. /SUR
Las líneas del hotel Sol Timor sirven de escenario singular de este argumento de suspense y terror. / SUR

El director Enrique García estrena este viernes ‘Resort Paraiso’, un ‘thriller’ que convierte una residencia que cierra sus puertas en el laberinto que atrapa a una pareja

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Se había alojado en el hotel. Y mientras otros estaban pendientes de bajar temprano con la toalla para reservar sitio en la hamaca con vistas a primera línea de piscina, el director Enrique García (Málaga, 1971) se entretenía imaginando todos aquellos escenarios sin un alma y como escenario de una película de suspense tirando a terror. Así imaginó su película y, en esos mismos escenarios de vacaciones, rodó su segunda película, ‘Resort Paraíso’, que transforma aquel idílico ambiente en una auténtica pesadilla. «Un hotel como Sol Timor de Torremolinos es preciso verlo lleno de gente, pero es desolador contemplarlo vacío», confiesa el cineasta que, a partir del próximo viernes 6 de abril, tratará de meterle el miedo en el cuerpo a los espectadores con el estreno comercial del filme que ya arrancó sus primeros gritos y aplausos en la première que protagonizó hace un año en el Festival de Málaga Cine en Español.

La película

Título
‘Resort Paraíso’.
Director
Enrique García.
Producción
Puraenvidia Films, Elamedia, Séptimo de Caballería y Loasur.
Reparto
Virgina Demorata, Rafa Castillo Romero , Héctor Médina, Steven Lance, Paula Meliveo, Aníbal Soto y Miguel Guardiola.
Estreno
El próximo viernes 6 de abril. En Málaga se exhibirá en Albéniz, Málaga Nostrum, Myramar (Fuengirola), El Ingenio (Vélez-Málaga) y Cines Goya (Marbella).

Producida por Puraenvidia, Elamedia, Séptimo de Caballería y Loasur, esta producción malagueña está protagonizada por Virgina Demorata, Rafa Castillo Romero y Héctor Medina que dan vida a un particular triángulo que vive aislado en un hotel que cierra sus puertas por el final de la temporada turística y la llegada del invierno. Una soledad que aprovecha una pareja con problemas para colarse en el establecimiento y vivir de okupas. Una vida prestada y apartada en la que solo tendrán que tener cuidado para no ser descubiertos por los vigilantes, especialmente el segurata nocturno.

Virginia Demorata, Rafa Castillo Romero y Héctor Medina componen el triángulo protagonista de la segunda película del malagueño

«La idea era que esos personajes se persiguieran en el hotel como un gato y un ratón en un laberinto», apunta el cineasta, que ha recurrido al cine de género –del ‘thriller’ al terror–, ese mismo que había practicado con ahínco y brillantez en toda su etapa previa como cortometrajista. «Es más fácil que me reconozcan con esta película que con mi debut –‘321 días en Michigan’– que fue un drama con desgarro, pero sin sangre», admite el cineasta que ha invertido en efectos especiales y litros de hemoglobina todo lo que le han permitido los productores y el guion.

Rafa Castillo Romero (izquierda) y el villano Héctor Medina (derecha). Arriba, la mujer de este triángulo, Virgina Demorata . / SUR

«En una escena estaba con los responsables de F/X y me sugirieron que una escena con un hacha entrada un centímetro en el personaje y les dije que no... que cuatro dedos por lo menos», relata con una sonrisa malévola el cineasta, al que han sufrido los protagonistas ya que tuvieron que demostrar que se encontraban en forma. «Rafa, Virginia y Héctor se han dejado la piel en la película y demuestran que no me equivocaba al elegirlos para que encabezaran el reparto de este ‘thriller malagueño’», asegura García que extiende la entrega a todo el equipo de profesionales locales que, durante varias semanas de rodaje –la mayoría por la noche–, hicieron posible esta cinta. Como el director de fotografía J. A. Crespillo o el músico Pablo Trujillo.

«La idea del filme es que los personajes se persiguieran como un gato y un ratón en un laberinto», dice García

‘Resort Paraíso’ es una producción independiente que, no obstante, aspira a convencer en taquilla con una historia de una pareja rota y atormentada por un elemento externo. Y aquí, Enrique García tira de cinefilia para reconocer que, entre los referentes del filme están el gran Sam Peckhinpah y sus ‘Perros de paja’, el gran Martin Scorsese y ‘El cabo del miedo’ o el –casi– gran Phillip Noyce y su ‘Calma total’.

Primero en Japón

Pero pese a esa denominación de origen malagueña, la película no está localizada en la Costa del Sol. De hecho, unas imágenes aéreas del hotel Sol Timor lo muestra en la ficción como un paraíso de playa remoto y alejado de la civilización. «Queríamos aumentar esa sensación de aislamiento de los protagonistas y mostrar ese hotel pero desde las entrañas, las calderas, los pasillos o el buffet desierto con sillas tapadas con plásticos», señala el director de esta producción que transmite una historia universal. Tanto es así que el primer país en el que se ha comercializado ‘Resort Paraíso’ no ha sido España, sino Japón.

Todo un logro sin fronteras para una película realizada sin subvenciones y con el apoyo de Canal Sur, junto a patrocinadores privados. «Somos la definición del cine independiente», apostilla Enrique García que, pese a la modestía en la producción, destaca la ambición de la cinta que llega a la cartelera este viernes con la intención de hacer ruido. Y hacer pasar un buen mal rato al espectador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos