Guillermo del Toro impone en el festival de Venecia su fantasmagórica poesía

El cineasta mexicano gana el León de Oro con 'La forma del agua', una mezcla de fantasía y reivindicación política

COLPISA / AFP VENECIA.

Era uno de los favoritos y se llevó el León de Oro. El mexicano Guillermo del Toro (Guanajuato, 1964) confirmó ayer la grandeza y la originalidad de su cine en la Mostra de Venecia con 'La forma del agua', una película poética y reivindicativa en la que vuelve a lucir la magia de su fantasmagórico universo. Su delicada y para algunos magistral fábula en torno al amor entre una limpiadora muda y una extraña bestia anfibia hechizó al público y a la crítica del festival veneciano. Y acabó convenciendo jurado de la 74ª Mostra presidido por Annette Bening. Del Toro era el único director hispanoamericano en la competición por el León de Oro, en la que participaba por primer vez, y el tercero que lo gana tras Luis Buñuel y Lorenzo Vigas.

«Si uno se mantiene fiel a lo que cree, a lo que realmente cree -en mi caso los monstruos- se puede hacer todo», dijo el director mexicano al recoger un galardón que dedicó «a todos los directores mexicanos y latinoamericanos que sueñan con hacer algo que tenga un mensaje». Pero también «a quienes les dijeron que no se podría hacer». «Sí se puede hacer», clamó alzando su trofeo. «Tengo 52 años, peso 110 kilos y he hecho más de 10 películas. Creo en la vida, en el amor y en el cine», se ufanó sosteniendo en sus manos un trofeo «al que voy a llamar a Sergio Leone».

«Siempre creí que la fantasía es un género político. Muchos tenemos ideas fijadas y el cuento de hadas es un antídoto. Quería que la película fuera emociones e imágenes, más que palabras» explicó al presentar una película «poética y reivindicativa», un nuevo hito en carrera de éxito que no «me ha impedido hacer algo diferente».

«Si te mantienes fiel a lo que realmente cree puedes hacer todo» dice el director de «una oda al cine»

Ambientada en 1962, en plena Guerra Fría, la cinta de Guillermo del Toro cuenta la historia de una joven muda, Elisa, encarnada por una excelente Sally Hawkins, cuyos únicos amigos son una compañera de trabajo negra y un vecino homosexual. Es un canto a la diferencia que el director de películas como 'El laberinto del fauno' presentó como un «antídoto perfecto contra el cinismo» y «una oda al cine y al amor, la fuerza más poderosa»

El director mexicano había explicado días atrás que la película era «exactamente la que quería hacer» y que el empeño personal por rodarla «había merecido la pena». Fue un proyecto más que personal en el que se comprometió muy a fondo, pagando de su bolsillo su puesta en marcha hasta que consiguió vendérselo a la todopoderosa Fox, productora que le obligó a rodarla en color y no en blanco y negro, como el había planificado.

Sally Hawkins la protagoniza junto a Michael Shannon. Richard Jenkins y Octavia Spencer completan el elenco de un cuento fantástico de cuidadísima factura y estética. Un rasgo característico del cine del mexicano que ha dirigido películas como 'Cronos' (1993), 'El espinazo del diablo' (2001) 'Hellboy' (2004) o 'El laberinto del fauno' (2006).

Tercer hispano en ganarlo

Del Toro es el tercer cineasta hispano que gana el León de Oro, que recayó antes en el español Luis Buñuel por 'Belle de jour', en 1967, y luego el venezolano Lorenzo Vigas, por 'Desde allá', en 2015. Como guionista, Del Toro ha participado en producciones como la trilogía del Hobbit, dirigida por Peter Jackson y que estuvo a punto de dirigir él. Pese a su brillante trayectoria, cuenta con una única nominación al Óscar, por el guión de 'El laberinto del fauno', filme que sí se hizo con las estatuillas al mejor maquillaje, dirección artística y fotografía.

La copa Volpi a la mejor actriz del certamen fue para la británica Charlotte Rampling por su interpretación en 'Hannah', de Andrea Pallaoro. Kamel El Basha alzó con la copa Volpi a la mejor interpretación masculina por su papel en el filme libanés 'The Insult', de Ziad Doueiri. El León de Plata al mejor director fue para el francés Xavier Legrand por 'Custodia', que relata un dramático divorcio en el que el niño es rehén de la hostil relación entre sus padres.

Fotos

Vídeos