Lo que debería pasar en los Goya (y es poco probable que pase)

Isabel Coixet. /Efe
Isabel Coixet. / Efe
Flashback

Los premios más importantes del cine español se entregan en Madrid. La suerte está servida

Txema Martín
TXEMA MARTÍN

Los premios más importantes del cine español se entregan hoy en el Madrid Marriott Auditorium Hotel y hay expectación por saber si será el churro televisivo al que nos tienen acostumbrados. A partir de las 20:25 horas ya podremos ver el desfile de los principales nominados por la alfombra roja; no sabemos si este año habrán decidido invitar a los guionistas nominados o si volverán a meterlos por la puerta de atrás. A continuación, a las 22:00 horas, empezará la gala. La suerte estará servida, y aquí va una lista con varios momentos improbables.

Que gane ‘La Librería’

Todo el mundo se ha vuelto loco este año con ‘Verano 1993’, un bucólico dramón rodado en catalán y que a quien esto suscribe le pareció un soberano aburrimiento. En otra de las jugadas gloriosas de la Academia, fue la candidata a los premios Oscar siendo la segunda vez que se propone para representar a España una película en catalán tras ‘Pa negre’ de Agustí Villaronga que, por cierto, ha rodado una historia estupenda sobre la Guerra Civil llamada ‘Incierta gloria’ y que sólo tiene una nominación a Mejor Guion Adaptado.

‘La librería’, una película sobre la resistencia que ha rodado en inglés Isabel Coixet, ha arrebatado a ‘Verano 1993’ la condición de favorita después de triunfar en los Forqué y en las Medallas del CEC. Carla Simón probablemente se llevará el premio a Dirección Novel por ‘Verano 1993’, aunque le pisan los talones Javier Ambrossi y Javier Calvo por ‘La llamada’, que se llevará seguro el premio a la mejor canción.

Que las nominadas vayan en pijama a la ceremonia

Este año sólo hay 30 mujeres mominadas frente a 83 hombres. La Coixet ha confesado en una entrevista que propuso a las mujeres que fueran en pijama a la ceremonia de los Goya para protestar contra el machismo, pero su idea fue poco secundada en un sector que no quiere dejar pasar la oportunidad de ir bien arregladas. Habría tenido su punto. En plena ola de frío polar, las asistentes llevarán un abanico rojo como apoyo a la campaña de #Masmujeres, que es la réplica cañí del #Metoo. Por cierto, algunas actrices como Leticia Dolera, Aitana Sánchez – Gijón o Bárbara Rey han denunciado haber sido víctimas de acoso sexual en el cine español, pero todavía no han dado ningún nombre. ¿Se atreverá alguna premiada a darlo en directo?

Que se dejen de copiar cosas de fuera

Las últimas galas de los Goya han sido un auténtico ‘bluff’ televisivo: ausencia total de ritmo, parones innecesarios, chistes más forzados que el cerrojo de un after, problemas técnicos de todo pelaje y tragedias estéticas, como cuando se ponen a intentar hacer un musical sin tener ni idea de cantar o de bailar, por ver si cuela. Muchos recordarán aquel intento fallido de rap de Antonio Resines en la gala de 2012 que daba tanta vergüenza ajena que al final resultó divertido.

Un ‘celebrities’ en vivo de Joaquín Reyes

Los presentadores de la gala serán Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes. Sería un puntazo que Reyes se caracterizara como los míticos ‘Celebrities’ de Muchachada Nui y sus memorables imitaciones de gente del cine. Por otro lado Netflix ya ha chivado que en la gala podremos ver a Paquita Salas, la protagonista de la serie que interpreta Brays Efe en la plataforma, pero queda por descubrir si entregará un premio, hará una aparición estelar o si hará un casting para buscar a “una actriz 360”. También es poco probable que haya discursos de agradecimiento memorables: lo usual es soltar una tediosa lista de nombres de gente que sólo el premiado conoce, incluida una prima de Cuenca, y limitar el discurso a eso en lugar de aprovechar esa oportunidad para decir algo interesante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos