Diario Sur

La francesa que llegó para un fin de semana y se quedó

Sylvie Imbert recibirá el premio Ricardo Franco del Festival de Málaga.
Sylvie Imbert recibirá el premio Ricardo Franco del Festival de Málaga. / Antonio Paniza
  • La maquilladora Sylvie Imbert, ganadora de dos Goya, recibe el Premio Ricardo Franco del Festival de Málaga y la Academia de cine

Venía para un fin de semana. Y como ella dice, se convirtió en el fin de semana más largo de su vida. Y es que aquel Madrid de la movida de lo 80 fue un imán irresistible para la francesa Sylvie Imbert, que no véia el momento de regresar a su país. El cine se cruzó en su camino. Aunque lejos de esa parcela por la que hoy es (re)conocida. Su formación en idiomas le permitió comenzar como traductora en los rodajes de películas norteamericanas rodadas en España. Allí se sintió tentada por los maquilladores y su capacidad para crear personajes en la pantalla. Y se propuso ser una de esas especialistas del departamento de 'make up'. Lo logró, aunque ya no es una más, sino una de los grandes referentes de nuestro país. Responsable de que Maribel Verdú pareciera tan bella como pérfida en 'Blancanieves' (2012) o de que Juliette Binoche fuera tomando el color del hielo en 'Nadie quiere la noche' (2015), Sylvie Imbert verá reconocida su maestría al recibir el Premio Ricardo Franco del Festival de Málaga Cine en Español, que se otorga en colaboración con la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Este galardón destaca la labor de técnicos de cine que habitualmente quedan relegados tras las estrellas. Es este caso, Imbert es la segunda profesional del maquillaje que recibe esta distinción, después de que en 2009 se premiara a su compañero Gregorio Ros. Su filmografía avala esta concesión, ya que la francesa ha trabajado con los grandes cineastas españoles, como es el caso de José Luis Cuerda ('Los girasoles ciegos'), Alex de la Iglesia ('Words with Gods'), Alejandro Amenábar ('Abre los ojos'), Fernando Trueba ('El artista y la modelo'), Pablo Berger ('Abracadabra', pendiente de estreno) y Fernando González Molina ('Palmeras en la nieve'). Además, ha ganado el Goya con las cintas 'Blancanieves' y 'Nadie quiere noche', y acaba de participar en el debut de Javier Ambrossi y Javier Calvo, 'La llamada', protagonizada por la malagueña Belén Cuesta.

Su trabajo también ha dado el salto internacional en producciones como 'Sa majisté minor', de Jean Jacques Annaud. Amante de los retos, en este momento trabaja en uno de los proyectos más ambiciosos de su carrera: el diseño de maquillaje de la cinta de Terry Gilliam 'El hombre que mató a Don Quijote'. Un auténtico proyecto maldito desde que en el año 2000 una tormenta arrasara todos los decorados y el equipo de rodaje de esta cinta en las Bardenas Reales de Navarra. Tras superar problemas financieros y cambios de reparto, Gilliam vuelve a retomar esta historia 17 años después y con el protagonismo de su compañero en Monty Python Michael Palin, que se convertira en el hidalgo caballero cuando pase por las manos de Sylvie Imbert.

La maquilladora recogerá el Premio Ricardo Franco en una gala que se celebra en el Teatro Cervantes entre los próximos 17 y 26 de marzo. Un galardón que, sin duda, es una buena razón para seguir prorrogando su largo fin de semana en España.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate