Diario Sur

Rovira prepara la capa de Superlópez

Dani Rovira comenzará a rodar en mayo.
Dani Rovira comenzará a rodar en mayo. / Ñito Salas
  • El malagueño rodará en mayo esta esperada producción que dirige Ruiz Caldera y que adapta al superhéroe del cómic nacional

La película ‘100 metros’ no sólo fue un reto actoral en lo dramático, sino también en lo físico: un enfermo de esclerosis múltiple que supera sus dolencias y se pone como un ‘ironman’ para afrontar una prueba deportiva para superhombres. En la próxima cita con la gran pantalla, Dani Rovira también volverá a lucir músculo, aunque esta vez llevará capa de superhéroe del cómic. Concretamente el distintivo rojo y el traje azul de ‘Superlópez’, el popular personaje que da el salto a la gran pantalla de la mano del cineasta Javier Ruiz Caldera, que ya demostró su solvencia con la precedente adaptación de ‘Anacleto, agente secreto’. El anunciado proyecto de la versión hispana de Superman ya tiene fecha. «A partir de mayo estaré colgado de un arnés mes y medio», adelanta a SUR Dani Rovira, que el pasado sábado salió triunfante de su tercera gala como presentador de los Goya.

Rovira ha hecho un esfuerzo por abrir su campo de acción interpretativo hacia el drama con títulos como ‘100 metros’, una cinta que solo le ha traído «alegrías» y que ha dado «mucha visibilidad a una enfermedad como la esclerosis múltiple», confiesa. Una cinta marcada por el compromiso social, un aspecto que el malagueño también ha buscado en su último filme, ‘Thi Mai’, que arranca con la tragedia de la muerte de una mujer que estaba en proceso de adopción. La madre de la fallecida (Carmen Machi) decide no renunciar al bebé y, con unas amigas (Adriana Ozores y Aitana Sánchez Gijón), se marcha a Asia a recoger al retoño. «Es como los ‘Goonies’, pero con mujeres y en Vietnam», avanza Dani Rovira.

Ese interés por un cine de mayor peso dramático no impide al actor y monologuista seguir escuchando ofertas de las de partirse de risa. «No voy a renunciar al humor: la comedia es mi novia», asegura el malagueño que muestra su ilusión en el proyecto de ‘Superlópez’ y su vuelta al humor «puro y duro». No obstante, Rovira confiesa que también se planteó rechazar esta película cuando hace un año se anunció el rodaje.

«Estuve a punto de decir que no a Superlópez por lo que pudiera llegar a decir la gente, pero hubo un punto en el que me paré, me planteé el reto y llegué a la conclusión de que no puedo estar haciendo cosas por lo que piensen o digan», señala Dani Rovira que, como prometió al término de la gala de los Goya, no se ha asomado a Twitter para evitar leer tanto las alabanzas entusiastas como las críticas desaforadas.

Además, el actor malagueño tiene un proyecto para las próximas semanas. Uno que le emociona especialmente y que nada tiene que ver con cámaras y rodajes. Se trata de la puesta de largo de su Fundación Ocho Tumbado, que comparte con su pareja, la también actriz Clara Lago. Un nombre que tiene que ver con la cinta ‘Ocho apellidos vascos’, que fue la que les dio la oportunidad de conocerse. «Además, si tumbas ese número se convierte en el infinito, lo que es un concepto maravilloso», afirma Rovira, que adelanta que para marzo están organizando la primera actividad oficial de la fundación: una ruta en bicicleta desde Barcelona hasta Roma para dar visibilidad a la síndrome de Rett. Todo lo que se recaude se destinará a la unidad de esta dolencia en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, donde otros superhéroes luchan cada día contra esta enfermedad catalogada como rara.