Diario Sur

La película de Zulueta

Felicity de Zulueta, Teresa Valdenebro, Paquita de Zulueta, María García y Francisco Javier Pérez. :: v. m.
Felicity de Zulueta, Teresa Valdenebro, Paquita de Zulueta, María García y Francisco Javier Pérez. :: v. m.
  • La XXVIII Bienal Internacional de Cine Científico de Ronda homenajea al médico e investigador que luchó contra la malaria

La película aún está por rodar, pero el guión, casi escrito. La vida de Julián de Zulueta clama a gritos ser llevada a la gran pantalla. El médico e investigador luchó contra la malaria en medio mundo (Colombia, Malasia, Irán, Uganda, Siria, Irak, Afganistán, Jordania y Turquía); se dejó picar por los mosquitos que la transmiten en Colombia para conocer los efectos de la enfermedad y poder erradicarla; los dayak de Borneo le pusieron el apodo de 'Tuan Nyamok' (El Señor de los Mosquitos), cuando convivió con ellos como epidemiólogo de la Organización Mundial de la Salud (OMS); vivió en el Berlín de Hitler; defendió al oso pardo en Asturias y a los pinsapos, entre los que descansan sus cenizas, en la Sierra de las Nieves; sus amigos le llamaban 'la cabra montés' porque le gustaba pasar la noche solo en las montañas; y en Uganda, desafió a un león que acechaba a su familia y a él, que habían quedado atrapados en un Land Rover mientras hacían un safari. «Mi padre no tenía miedo a nada... se bajó del coche y empezó a filmar al león, y a su manada, que estaba a diez metros. Mi madre y mis hermanas le pedíamos que volviera al Land Rover... los leones se aburrieron finalmente y se fueron. Cuando conté esto en el colegio, tenía seis años, nadie me creyó», relató Paquita de Zulueta, la menor de las tres hijas que tuvo el científico. Éste fue homenajeado ayer en Ronda, en el marco de la XXVIII Bienal Internacional de Cine Científico de la ciudad del Tajo, una cita que echará esta noche el cierre con el fallo de las obras ganadoras. Participan 35 procedentes de 12 países, con distintas temáticas. La Bienal, con la colaboración de la Fundación Unicaja, está organizada por la Asociación Española de Cine e Imagen Científicos (ASECIC) y, en esta edición, ha incluido el I Congreso Internacional de Cine Científico, con la participación de alrededor de 60 personas entre divulgadores científicos, investigadores y periodistas especializados en dicho campo.

Quizás a alguno de ellos le picó ayer el gusanillo y ya piensa en llevar al cine la vida de Zulueta. Otra de sus hijas, Felicity, que reside en Inglaterra, como Paquita (ambas se desplazaron a Ronda para asistir al homenaje a su padre) destacó las múltiples facetas del considerado un referente para la medicina en España: «Está el Julián médico, el historiador, el pedagogo, el científico, el alcalde... cada uno de estos 'julianes' merece una mención», dijo, visiblemente emocionada, como su hermana, ya que Zulueta falleció hace aproximadamente un año, el 8 de diciembre de 2015, en Ronda, «el lugar donde más tiempo vivió», el que eligió tras su jubilación, y donde fue alcalde, el primer regidor socialista, entre 1983 y 1987. «Ayer (el miércoles) fue su cumpleaños...», recordaron sus hijas que, igualmente, destacaron la figura de su madre, Gillian, y excusaron la presencia de ésta en la ciudad del Tajo. «Está muy débil», afirmaron. También, la de su hermana Tana, que está «en Macedonia supervisando las elecciones».

«Un gran logro para España»

La investigadora y profesora titular de Antropología y vicerrectora de Formación Continua de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), María García, autora con Zulueta del libro 'Tuan Nyamok (El Señor de los Mosquitos). Relatos de la vida de Julián de Zulueta contados a María García Alonso', intentó resumir la trayectoria del científico, acompañada también por Francisco Javier Pérez, director de Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), y la alcaldesa de Ronda, Teresa Valdenebro.

Se proyectaron también dos vídeos: uno hecho por la Institución Libre de Enseñanza (ILE), ligada a la vida de Zulueta, con imágenes; y otro del catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública y vicerrector de Cooperación de la Universidad Rey Juan Carlos, Ángel Gil de Miguel, que quiso estar así presente en Ronda. «Su trabajo fue un gran logro para España, contribuyó a la erradicación de la malaria en los años sesenta, nos puso en la vanguardia de la investigación. Siempre digo que si hubiera sido un médico del Reino Unido, ya se hubiera hecho películas sobre su vida...», lamentó el catedrático.