Diario Sur

Jonás Trueba: «Hago películas para la gente igual que Bayona»

Jonás Trueba, ayer, en el cine Albéniz tras el pase de prensa que se realizó de su último filme, ‘La reconquista’.
Jonás Trueba, ayer, en el cine Albéniz tras el pase de prensa que se realizó de su último filme, ‘La reconquista’. / Ñito Salas
  • El cineasta rechaza la etiqueta de intelectual en la presentación en Málaga de su cuarta película, ‘La reconquista’, que rescata el primer amor

Todos tenemos grabado el primer amor. El primer beso. A Jonás Trueba (Madrid, 1981) esa imagen le perseguía hacía tiempo y la ha acabado convirtiendo en el argumento principal de su nueva película, ‘La reconquista’. Pero los amores del joven de la saga Trueba también son cinéfilos y de hecho el autor ha confesado sus referencias, entre ellas, la filmografía francesa. Pero esa etiqueta, como lo es también ser hijo de papá, el popular cineasta Fernando Trueba, ha acabado por convertirse en un sambenito del que el director está cansado. «Ya me empieza a chirriar», confesó ayer en Málaga el realizador que, a sus 36 años y con cuatro películas en la mochila, siente que su cine está excesivamente «codificado» por la prensa que siempre busca las mismas referencias elitistas, entre las que no falta la Nouvelle Vague. «Yo hago las películas para la gente igual que José Antonio Bayona», aseguró tajante el director, que añadió que la diferencia del nuevo filme de este último, ‘Un monstruo viene a verme’, y su «artesanal» cinta ‘La reconquista’ es que «en su caso hay una mayor producción».

Tras estrenar hace un par de años su anterior filme en la sección oficial del Festival de Málaga, ‘Los exiliados románticos’, Jonás Trueba volvió ayer al certamen para presentar su nuevo trabajo en un pase especial, que aprovechó para reivindicar su independencia. De hecho comenzó su intervención ante la prensa pidiendo eliminar los prejuicios y reivindicando al espectador como el destinatario de su cine. «Por una falsa regla de tres resulta que ser hijo de Fernando Trueba, implica ser un cinéfilo, un afrancesado y un intelectual», protestó el director que se pregunto si «vemos las películas para encontrar referencias o las vemos desde las emociones».

Precisamente esto último es lo que busca Trueba con ‘La Reconquista’, que confesó que la historia del filme sobre el regreso del primer amor la pensó «para el espectador». «Al público le tengo mucho respeto y por eso quiero que viva una experiencia que vaya más allá de pasar un buen rato», apostilló el cineasta que confesó ser «exigente» con su propio trabajo, con su equipo y con los espectadores a la hora de afrontar cada nuevo proyecto.

Dotado de un particular sentido para convertir lo cotidiano en argumento cinematográfico, Jonás Trueba es también el autor del guión de ‘La reconquista’, que protagonizan unos treinteañeros que ya se enfrentan a la decisión vital de tener hijos, pero que se replantean su existencia ante la (re)aparición del primer amor. «Lo que más me emocionaba como cineasta era volver a las sensaciones de la adolescencia, no tanto para revivir el pasado, sino para volver al presente y mirar al futuro desde la juventud», señaló el también autor de ‘Los ilusos’, que enfrenta a la pareja protagonista a la infancia y la memoria perdida cuando Manuela (encarnada por Itsaso Arana) se reencuentra con Olmo (Francesco Carril). Aura Garrido, Candela Recio y Pablo Hoyos completan el reparto de esta cinta que fue seleccionada a concurso en el pasado Festival de San Sebastián y que llegó a las carteleras el pasado viernes.

Jonás Trueba confesó que esta historia le viene «de lejos» y aseguró que «más que certidumbres la película plantea dudas», que es lo que sienten precisamente los antiguos amantes ante su reencuentro décadas después. En este sentido, el filme reivindica la necesidad de que madurar no signifique «perder del todo la ingenuidad y el lado amateur de cuando eres joven».

El autor de ‘Todas las canciones hablan de mí’ y ‘Los exiliados románticos’ explicó que, como buena parte de su filmografía, ‘La reconquista’ habla de la amistad y el amor. «En realidad el gran tema que está detrás de mis películas son las relaciones humanas», manifestó el cineasta que añadió que el mensaje de su último filme y del reencuentro entre Manuela y Olmo es que «somos siempre unos principiantes».