Diario Sur

El documental malagueño, a la conquista de la Seminci

El productor Antonio Hens, con el poeta Pablo García Baena (izq.)
El productor Antonio Hens, con el poeta Pablo García Baena (izq.) / SUR
  • El certamen selecciona sendas producciones locales que recuperan el legado del cineasta Miguel Picazo y del grupo poético Cántico

  • Ambas películas, que reivindican a autores incomprendidos de la cultura española, compiten en la sección ‘DOC. España’

Cada una tiene su paternidad y su particular lenguaje cinematográfico. Pero ambas comparten la misma filosofía: reivindicar la aportación a la cultura de autores del siglo XX olvidados o, al menos, poco reconocidos. Así, la productora malagueña MLKestá detrás del documental ‘Miguel Picazo, un cineasta extramuros’, un retrato del incomprendido autor, mientras que la firma local Malas Compañías es la impulsora de ‘Cántico’, la recuperación del maltratado grupo poético cordobés que encontró en Málaga el reconocimiento que carecía en su tierra. Ambas cintas han sido seleccionadas en la 61.º Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) para concursar en la sección ‘DOC. España’, que reúne la competición de documentales nacionales y que reparte un galardón al mejor filme dotado con 6.000 euros.

El certamen, que se celebra del 22 al 29 de octubre, contará con el estreno de estas dos cintas, que han sido rodadas en Málaga y otras localizaciones andaluzas y que cuentan con valiosos testimonios. En el caso de ‘Miguel Picazo, un cineasta extramuros’, el director Enrique Iznaola descubrirá la última entrevista con el propio protagonista del filme que falleció repentinamente el pasado mes de abril sin ver estrenada esta cinta.

Miguel Picazo, en el rodaje del documental sobre su trayectoria.

Miguel Picazo, en el rodaje del documental sobre su trayectoria. / SUR

Este documental, que produce el malagueño José Antonio Hergueta, muestra las dificultades artísticas a las que se enfrentó Picazo que, pese a firmar una obra imprescindible en su debut, la adaptación de ‘La tía Tula’, tuvo que luchar toda su vida contra la censura, que impidió o alteró buena parte de su filmografía. Además del propio cineasta, la película de Iznaola retrata al director a través de sus compañeros de profesión. Así, no faltan los testimonios de los realizadores Carlos Saura, Víctor Erice, Josefina Molina y Julio Diamante, y de los actores Mercedes Sampietro, Carmen Maura y Emilio Gutiérrez Caba.

Recuperar a los propios protagonistas de la historia ha sido también el objetivo del documental ‘Cántico’, en el que el director Sigfrid Monleón reivindica al grupo cordobés integrado por Ricardo Molina, Juan Bernier y Pablo García Baena. Herederos de la tradición poética andaluza de la Generación del 27, el documental producido por Antonio Hens muestra las dificultades de estos autores para difundir su visión ética y estética del mundo en la posguerra española y pone el acento en el refugio que supuso Málaga para los autores de este grupo que, en los años sesenta, encontraron en la Costa del Sol la apertura y el reconocimiento que se les había negado hasta el momento.

La película toma como eje central del relato al último de los poetas de este movimiento, Pablo García Baena, que, como afirma en el propio documental, reivindica la libertad de su poesía para ponerle «una vela a Dios y otra al diablo».