Diario Sur

El cine español busca en Málaga la puerta hacia Latinoamérica

Un momento de la presentación ayer de los nuevos mercados del Festival de Málaga en la Academia de Cine de Madrid.
Un momento de la presentación ayer de los nuevos mercados del Festival de Málaga en la Academia de Cine de Madrid. / SUR
  • El renovado festival busca su internacionalización en la XX edición y recupera los mercados tras el acuerdo con los productores para celebrar los Spanish Screenings

  • Distribuidores y agentes de ventas dispondrán en este encuentro del cine español más recientey de las películas de la sección oficial

La apertura del Festival de Málaga hacia la producción Iberoamericana ha comenzado por estrechar los lazos del certamen con el propio cine español. Así, tras varios años en Madrid, el mercado de venta y promoción de largometrajes Spanish Screenings traslada su organización a Málaga durante la celebración del XX festival, que se desarrollará en marzo de 2017. Entre los días 20 y 22 de marzo y de forma paralela a los estrenos de la alfombra roja, el certamen acogerá este encuentro profesional que reforzará Málaga como destino de la industria nacional en una edición que se abre a la producción latinoamericana y cambia su denominación de «Cine Español» por «Cine en Español». Una audiencia, la hispanoamericana –unos 500 millones de espectadores–, en la que están interesados los productores nacionales y que buscarán en Málaga con la «internacionalización» de las películas patrias en el nuevo mercado, según señaló el presidente de la Fapae (Confederación de Productores Audiovisuales Españoles), Ramón Colom.

La sede la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España en Madrid fue ayer el escenario de la presentación de los encuentros Spanish Screenings - Málaga de Cine, que quieren aprovechar la apuesta del festival de la Costa del Sol con la inclusión en su concurso de películas latinoamericanas y españolas. «Este mercado supone un paso cualitativo para el certamen ya que se posiciona no solo como un referente en lo creativo sino también en el componente industrial de nuestro cine», explicó ayer a SUR el director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar, que participó en la presentación de esta iniciativa en la capital de España, junto al propio Ramón Colom y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

El responsable de la muestra enmarcó la «evolución» internacional del Festival de Málaga dentro de la estrategia de acercamiento con la industria sudamericana que están realizando los propios productores de Fapae y del desarrollo de los premios Platino –versión de los Goya a nivel iberoamericano–, impulsados por Egeda. «El español es más que un idioma que nos une», señaló Juan Antonio Vigar, cuyas palabras fueron respaldadas por Colom que no solo destacó la necesidad de llevar «mucho cine y muy bueno» al otro lado del Atlántico, sino que también abogó por el nuevo rumbo del certamen malagueño ya que «hay muchos títulos latinoamericanos que no llegan» a España.

Interés común

La celebración de Spanish Screenings – Málaga de Cine supone recuperar el Mercado del Largometraje Español, que se celebró en el festival entre los años 2001 y 2009. Una iniciativa que, como otras actividades paralelas, se suspendió por la crisis y la falta de apoyos. «Desde hace unos años, la celebración de estos mercados era uno de los ejes estratégicos de trabajo, un objetivo en el que hemos encontrado el interés común de Fapae», manifestó Juan Antonio Vigar, que contará además para el desarrollo de estos encuentros con la financiación del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), ICEX España Exportación e Inversiones, el Ayuntamiento de Málaga y la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda).

Compradores, distribuidores y agentes de ventas participarán en los Spanish Screenings, que exhibirá la producción española más reciente, las películas seleccionadas en el propio Festival de Málaga y los títulos que interesen a los propios participantes. El certamen ya busca una sede específica para las proyecciones, ya que los el teatro Cervantes y los cines Albéniz y Echegaray se encuentran completamente ocupados por la propia programación del festival. Según explicó Vigar, se está en conversaciones con Yelmo Vialia para utilizar hasta nueve de sus salas durante los tres días que duran los mercados. «Necesitamos un espacio específico para esta actividad, que contará además con una oficina de ventas y encuentros específicos de los autores con la prensa», afirmó el responsable.

Temas