Diario Sur

Amanece que no es poco en Benalmádena

José Luis Cuerda, en la réplica de la moto con sidecar de Antonio Resines y Luis Ciges en la película.
José Luis Cuerda, en la réplica de la moto con sidecar de Antonio Resines y Luis Ciges en la película. / Efe
  • El director José Luis Cuerda apadrina la resurrección del Festival de Cine Alternativo que se canceló por la crisis

  • El certamen, heredero de la mítica Semana de Cine Independiente, regresa tras un lustro con un ciclo de cine austriaco y una atención especial al fenómeno de las series

A la mítica película de José Luis Cuerda ‘Amanece que no es poco’ se le atribuyen muchos méritos. Y algunas leyendas. Desde luego, la risa curativa de esta inclasificable comedia ha sembrado de carcajadas las pantallas desde que se estrenó en 1989, aunque todavía no se le había asociado con el milagro de la resurrección. Pues bien, si algo faltaba para llevar a los altares de la gran pantalla esta producción era que bendijera la recuperación de un extinto festival. Y lo hará el próximo noviembre con el regreso del Festival Internacional de Cortometraje y Cine Alternativo de Benalmádena (FICCAB) que, tras darse por muerto y enterrado hace cinco años por (d)efecto de la crisis, vuelve renovado y con José Luis Cuerda como padrino de la XV edición.

«Benalmádena es uno de los pocos pueblos de España que puede presumir de tener un auténtico patrimonio de festivales de cine en el último medio siglo y ese legado debía recuperarse y así lo ha entendido al actual equipo de gobierno», señala Jaime Noguera en referencia tanto a la Semana Internacional de Cine Independiente, que se inauguró en 1969 y marcó el tardofranquismo y la transición, como al FICCAB, que él mismo fundó y que ahora ha reflotado en esta nueva secuela. Por lo pronto se han ganado la complicidad de José Luis Cuerda que, en cuanto recibió la propuesta de inaugurar el certamen el próximo 3 de noviembre con un homenaje a ‘Amanece que no es poco’, les dio el ‘sí quiero’.

«Cuerda es uno de los cineastas más relevantes del cine español y es un lujo para nosotros que haya aceptado este homenaje a ‘Amanece que no es poco’, un filme que ha trascendido la dimensión cinematográfica para entrar en la categoría de película de culto», sostiene Jaime Noguera, que recuerda que la cinta fue elegida hace unos años como la mejor del cine español de los últimos 60 años, según la Seminci de Valladolid. El objetivo es convertir la fiesta de inauguración del renacido FICCAB en un «quedada amanecista» con el objetivo de reunir a los devotos y amantes de esta comedia protagonizada por un elenco de ensueño: Antonio Resines, Cassen, Luis Ciges, Aurora Bautista, Enrique San Francisco, José Sazatornil ‘Saza’, Pastora Vega, Chus Lampreave, Manuel Alexandre, María Isbert, Miguel Rellán, Guillermo Montesinos, Rafael Alonso, Antonio Gamero, Gabino Diego, Ovidi Montllor, Queta Claver, Fedra Lorente y Tito Valverde, entre otros.

Levantarse de nuevo

Jaime Noguera explica que la secuela del FICCAB recuperará el «espíritu» de la anterior etapa con el objetivo de ofrecer a los espectadores películas y cinematografías que no son accesibles, aunque con una programación «renovada». «Los festivales ahora no solo nos tenemos que enfrentar a la competencia de la televisión, sino también a los ‘youtube’ y los ‘netflix’ por lo que tenemos que apostar por contenidos exclusivos», explica el director del certamen que adelanta que este año la cinematografía invitada será la austriaca con un ciclo de películas y que además se dedicará una sección a la producción actual de cortos en Ucrania.

En este lustro de ‘descanso’ que se ha tomado el FICCAB desde que celebró su anterior edición en 2011, el mercado y la industria audiovisual ha cambiado. Y entre las novedades está la ficción televisiva que no sólo ha multiplicado la producción, sino también la calidad. Por ello, el Festival de Benalmádena anuncia que premiará anualmente una serie española como reconocimiento a los formatos que triunfan en la parrilla nacional.

El XV FICCAB, que en su historia ha reconocido a cineastas como Ken Loach, Guillermo del Toro, Richard Lester o Isabel Coixet, tendrá una duración reducida de cuatro jornadas para tomar paulatinamente nuevo impulso. «El festival tenía ya una velocidad, pero nos tiraron de la bicicleta y tenemos que levantarnos, por lo que hemos optado por un regreso potente, pero concentrado en cuatro jornadas», confiesa Jaime Noguera. Una resurrección que, vista la historia reciente, no es poco.