Diario Sur

Rovira y Évole, al cine con palomitas

vídeo

Jordi Évole, Luis Alegre y Dani Rovira, ayer durante su charla en Málaga. / Pedro J. Quero

  • El actor y el periodista se meten al público en el bolsillo durante su coloquio en Málaga

Nada más salir al escenario, Dani Rovira pregunta a Jordi Évole en qué silla prefiere sentarse: «Jordi, ¿derecha o izquierda?». Y el otro mira socarrón y responde: «Yo derecha... extrema derecha». Y las primeras risas entre el público, unas 500 personas que dejaron media entrada en el Palacio de Congresos. Allí se trasladó la cita desde el cine Albéniz y allí el actor y el periodista hablaron de cine, anécdotas y recuerdos en el coloquio promovido por el Festival de Cine de Málaga al hilo de su ciclo ‘La edad de oro’ (aquí puedes ver todas las imágenes).

La idea era charlar sobre cine clásico, pero por allí asomaron ‘Loca academia de policía’ y ‘Perros callejeros’, Bud Spencer y Andrés Pajares; aunque también Hitchcock, Berlanga y Camus. Eso sí, ya sea un dramón o una comedia, Rovira no perdona el cuenco de maíz salado: «No concibo ir al cine sin palomitas y no hago distinción entre películas». Évole admitió la misma pasión por el aperitivo y recordó cuando, durante el estreno de ‘Tapas’ –la película de Jose Corbacho y Juan Cruz se pasó por el Festival de Málaga– se cortó hasta que vio entrar en la sala al cocinero Ferran Adriá con su bol de palomitas... Y allá que se fue él a por el suyo.

Rovira recordó sus primeras lágrimas en el Cine Regio de la Carretera de Cádiz cuando vio ‘El oso’ y Évole compartió algunos secretos de familia sin olvidar su afilada retranca. «Mi madre tenía una enorme facilidad para colarse en el cine, era el José Manuel Soria de la familia», dejó caer el periodista en alusión a la reciente renuncia del exministro –dimitido por su aparición en los ‘papeles de Panamá’– a un puesto en el Banco Mundial tras las críticas sobre el procedimiento para su nombramiento por parte del Gobierno en funciones.

«La gente se sorprendería del tipo de cine que me gusta en función del tipo de cine que hago», defendió Rovira, que con su presencia ayer sacaba la espinita clavada por su ausencia en el pasado Festival de Málaga para presentar ‘El futuro ya no es lo que era’, la cita que protagoniza junto a Carmen Maura. «Viendo cine soy muy sufridor. Si estoy en casa solo veo terror o películas de machaque», prosiguió Rovira, que puso como ejemplos de «machaque» ‘Los lunes al sol’ y ‘Mar adentro’.

Complicidad

El actor malagueño admitió con humor las lagunas en su currículo cinéfilo. «No he visto ‘Ben Hur’... Hombre, entera no», confesó a Luis Alegre, ágil moderador del coloquio y por momentos cómplice de algunos de los instantes más divertidos de la cita. Preguntó Alegre por algún clásico del cine que se les hubiera atragantado y Rovira soltó: «A mí ‘Psicosis’ me parece un poco un mojón con pelo».

Évole desgranó su querencia por los Hermanos Marx, su fascinación por ‘En busca del arca perdida’ y su admiración por los documentales de Michael Moore. Hora y media de charla que renqueó un poco al principio y que al final se hizo corta. «Ha estado bien, ¿verdad?», preguntaba una chica a su pareja nada más salir. Y sí, estuvo bien. Sólo faltaron, quizá, las palomitas.