Díaz Lorenzo se mete en (familia) política en su nuevo rodaje

El director Álvaro Díaz Lorenzo (derecha), junto a los actores Paco Tous, Jordi Sánchez y Salva Reina.
El director Álvaro Díaz Lorenzo (derecha), junto a los actores Paco Tous, Jordi Sánchez y Salva Reina. / SUR
  • El fuengiroleño comienza 'Señor, dame paciencia', una comedia que saca punta a las difíciles relaciones entre parientes

  • Salva Reina, Jordi Sánchez, Rossy de Palma y Paco Tous encabezan el reparto de este filme sobre una diversa familia de madrileños, catalanes, vascos y malagueños

Debutó con una película que sembró de carcajadas el Festival de Málaga Cine Español, ‘Café solo o con ellas’ (2007). Pese a ello su segunda película se hizo de esperar. Y tanto se alargó que el director no esperó más y se lanzó a rodar con cuatro duros ‘La despedida’ (2014), la historia de unos amigos que se llevan en una urna a un colega recién fallecido e incinerado para que cumpla su último sueño de viajar por Europa. Y algo de cenizas también hay en el tercer proyecto de Álvaro Díaz Lorenzo, ‘Señor, dame paciencia’, que esta semana ha arrancado su rodaje. No solo porque el cineasta ha renacido de esas cenizas con una lujosa producción apoyada por las televisiones Atresmedia y Canal Sur y la multinacional Warner Bros, sino porque el origen de la trama también tiene que ver con una muerte y una cremación. «Me he plagiado un poco», admite con humor el director fuengiroleño –aunque nacido en Madrid–, que esta vez saca partido al juego de cuñados, yernos y nueras con una comedia disparatada que tiene como protagonista a una «familia disfuncional».

El argumento, que firma también Díaz Lorenzo, parte del fallecimiento de una madre, lo que reunirá a toda su familia para cumplir su último deseo y esparcir sus restos en la playa. Yallí se citan el padre facha, madrileño y gruñón; la hija mayor casada con un catalán independentista; el hijo gay y su pareja, un vasco de origen senegalés, y la otra hija que está saliendo con un hippy antisistema. «Ese soy yo y además hago de malaguita, porque así quería el personaje Álvaro», explica a SUR el actor Salva Reina, a lo que el director apostilla: «Es más, enla película dice que es de Fuengirola».

La popular serie ‘Allí abajo’ o los recientes rodajes de ‘Villaviciosa de al lado’ o ‘El intercambio’ están situando al actor malagueño Salva Reina como uno de los cómicos de mayor proyección del reparto nacional. «Este verano no he parado y en octubre comenzaré con la tercera temporada de la serie», cuenta el intérprete que reconoce que vive una «rachita estupenda». «El trabajo llama al trabajo pero es verdad que una serie como ‘Allí abajo’ te pone en el escaparate», explica el actor que añade estar encantado con el reparto de la comedia de enredo ‘Señor, dame paciencia’.

«Salva fue el primer actor confirmado en el reparto, porque tenía clarísimo que ese antisistema lo iba a bordar», explica Díaz Lorenzo, que atendió ayer a SUR tras concluir la filmación. Jordi Sánchez, Megan Montaner, Eduardo Casanova, Paco Tous, Rossy de Palma y Andrés Velencoso forman el resto de la atípica familia multiregional de la cinta de Díaz Lorenzo, al que el cine le viene de ‘herencia’ ya que es sobrino del director Agustín Díaz Yanes.

Pese a esa mezcla territorial de personajes, el director niega que estemos ante un nuevo derivado de ‘Ocho apellidos vascos’. «Aquí no se van a ver tópicos norte-sur, he huido de ellos», aclara el cineasta que maneja otras referencias como ‘Pequeña Miss Sunshine’, ‘Mejor: imposible’ o la francesa ‘Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?’, que también reflejaba la difícil relación de unos padres con las parejas de sus hijos. «‘Señor, dame paciencia’ retrata los enfrentamientos familiares tan comunes de una forma divertida y muestra que, al final, lo que importa siempre son las personas», explica Díaz Lorenzo, que confirma que la película ya tiene fecha de estreno: 31 de marzo de 2017.

«A ver si me dejan rodarla antes», señala con humor el director que ya cuenta con acudir al próximo Festival de Málaga con esta película. «La produce Atresmedia –patrocinador también del certamen– y se estrena justo después del festival... no es casualidad», admite el cineasta.