Macaulay Culkin, solo en el Tivoli

Cara y uñas pintadas para una de las escenas rodadas por Macaulay Culkin en Tivoli World.
Cara y uñas pintadas para una de las escenas rodadas por Macaulay Culkin en Tivoli World. / Sur
  • El actor reclama su pasado de niño prodigio tras dos décadas alejado del cine. Su regreso puntual a los repartos coincide con la emisión del anuncio que rodó en abril en Málaga

  • El protagonista de ‘Solo en casa’ es el reclamo de una aseguradora británica para una campaña que se filmó en el parque de atracciones y en Antequera

Todo un parque de atracciones sin público, sin colas, y con los cacharritos a disposición propia. ¿Quién no ha soñado con este idílica situación? Macaulay Culkin, todo un especialista en estos temas desde que en los 90 protagonizara la célebre saga ‘Solo en casa’, lo ha hecho realidad al disponer para su capricho del Tivoli World de Benalmádena. Y es que el actor rodó el pasado abril en este parque de atracciones un anuncio para un comparador de seguros británico en el que disfrutaba de la noria y de las atracciones junto a las mascotas de la compañía, dos suricatos. Una campaña que coincide con la reaparición de este niño prodigio que, tras dos décadas apartado de las cámaras, ha regresado convertido ya en un treinteañero con coleta, aunque sin renunciar a su pasado.

De hecho, desde que en 1994 dejara la gran pantalla tras protagonizar ‘Niño rico’, Culkin ha saltado a los titulares por sus excesos con las drogas y por un aspecto descuidado que nada tiene que ver con aquel esforzado y listillo niño que conquistó a millones de espectadores. Un fama que el actor tiene todavía que gestionar ya que los paparazzis le siguen persiguiendo por la calle. Mientras rodaba este anuncio en Málaga y Almería, Macaulay Culkin concedió su primera entrevista en años al rotativo inglés ‘The Guardian’ en el que negó haber estado enganchado a las drogas: «No, no gastaba seis de los grandes (6.000 dólares) en heroína cada mes».

Lo que sí reconoce es que, en el fondo, sigue retirado, aunque admite que lleva una jubilación activa, porque vuelve a los repartos por amistad o porque le gusta, como es el caso este año de la serie cómica ‘The Jim Gaffigan Show’ o del largometraje surrealista ‘Adam Green’s Aladdin’. Yaunque no lo dice, también vuelve a la pantalla por dinero, como es el caso de la campaña rodada en Andalucía para Comparethemarket.com.

«Fue divertido y creamos la imbécil del personaje rápidamente. La escena más importante es en la que estoy sentado en un banco comiendo un helado», confiesa con algo de distancia Culkin sobre esta publicidad, que tiene alguna escena más curiosa, como la del propio actor con la cara pintada de naranja como si fuera un felino. Una imagen con el pelo recogido en la que sí que se adivinan los rasgos del niño prodigio que fue y que tanto le ha pesado en su carrera y en su vida. Lo que parece evidente es que el intérprete norteamericano ha decidido dejar de escapar de su pasado y reivindicar ese imagen para provecho propio. Así, el anuncio arranca con los dos suricatos animados que invitan al héroe infantil a un viaje, mientras sacan una foto de Macaulay de pequeño. Aunque para su sorpresa se encuentran que el personaje ha crecido. Y bastante.

La empresa de casting malagueña Modexpor Internacional, que también tiene el encargo de seleccionar extras para la serie ‘Juego de Tronos’, se encargó de rodear a la reverdecida estrella de Hollywood de unos 300 figurantes –entre niños y adultos– que lo acompañaron en las escenas de Tivoli World, cuyo rodaje pasó inadvertido al tratarse de un espacio cerrado. Lo mismo ocurrió en el desierto de Almería, mientras que la noticia de la presencia de Culkin en Málaga saltó cuando llegó a Antequera para filmar una secuencia en el céntrico cine Torcal, cuya arquitectura racionalista se prestaba para ambientar una escena en una sala estilo años 50 de EE UU. El despliegue técnico despertó gran atención, aunque a los curiosos que se acercaron a ver al actor les costó identificarlo con el niño que recordaban de ‘Solo en casa’. Y no solo a ellos. «Encontrarle un doble a Macaulay para el día del rodaje fue muy complicado, porque todas las imágenes que nos llegaban de él eran antiguas. Nada que ver con el actual», confiesa a SUR Rafael Guadamuro, director de casting de Modexpor.