Un cine más allá del destape

Un cine más allá del destape

La cinta dirigida por Pedro Olea fue uno de los primeros argumentos que retrato la homosexualidad en el cine español de la Transición

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Con la estrenada libertad del cine español de la Transición no todo fue destape. Tras ese empacho erótico y popular por el fin de la censura, los cineastas también afrontaron argumentos hasta entonces impensables, como es el caso de la visibilización de la homosexualidad, el travestismo o la transexualidad. El cineasta Vicente Aranda no tardó en afrontar este escenario en 'Cambio de sexo' (1977), a la vez que Pedro Olea daba también ese paso en favor de la libertad (de pensamiento) sexual con 'Un hombre llamado Flor de Otoño' (1978). Al cumplirse precisamente cuatro décadas de aquel transgresor filme dirigido por Pedro Olea, el Festival de Málaga Cine en Español reivindicará esta cinta como la Película de Oro de su 21 edición, que se celebra a partir del próximo 13 de abril.

Con guión el añorado Rafael Azcona a partir de una obra teatral de José María Rodríguez Méndez, la película narra la historia de un abogado de la burguesía catalana, Lluis de Serracant, que oculta su doble vida ya que por las noches se transforma en Flor de Otoño, travesti que actúa en un pequeño cabaret de la Barcelona de los años 20. El argumento cruzaba esta ambientación con la política ya que el protagonista comparte cama e ideales anarquistas de su novio, con el que se implica en un atentado contra el tren del dictador Primo de Rivera.

'Un hombre llamado Flor de Otoño' llevaba la firma del cineasta Pedro Olea, que había debutado con la película rodada en Málaga 'Días de viejo color' (1968), que tuvo problemas con la censura al retratar precisamente la libertad sexual que se vivía en Torremolinos y la Costa del Sol a finales de los 60. Para su nuevo filme contó en el papel principal con José Sacristán, que obtuvo el premio a la mejor interpretación masculina del Festival de San Sebastián. En el reparto le acompañan Francisco Algora, Carmen Carbonell y Roberto Camardiel, aunque una de las grandes curiosidades de la exhibición de esta película en el Festival de Málaga estará en la escena protagonizada por Pedro Almodóvar, que antes de debutar como director, realizó aquí un cameo con frase al encarnar a un travesti del cabaret que es interrogado por un crimen.

La exhibición del filme estará precedida de un coloquio en el Museo Picasso Málaga en el que participarán el director Pedro Olea; el actor José Sacristán; la presentadora de los programas de TVE 'Historia de nuestro cine' y 'Días de Cine', Elena Sánchez; la redactora jefe de la revista 'Cinemanía', Andrea G. Bermejo, y el cineasta, historiador y crítico cinematográfico Fernando Méndez Leite. Moderará el coloquio el periodista y escritor Luis Alegre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos