Las caritas del móvil cobran voz

Mario Vaquerizo, Macarena Gómez y Quim Gutiérrez, que prestan sus voces a los protagonistas, presentaron la película
Mario Vaquerizo, Macarena Gómez y Quim Gutiérrez, que prestan sus voces a los protagonistas, presentaron la película / Jorge Rey

Starlite acoge la premier de ‘Emoji’, con la presencia de Quim Gutiérrez, Macarena Gómez y Mario Vaquerizo, sus dobladores

HUGO SIMÓN

Los actores Quim Gutiérrez y Macarena Gómez y el polifacético artista Mario Vaquerizo desfilaron anoche por la alfombra roja de Starlite. Pero no fueron las auténticas estrellas de la cita. O sí, al menos, en parte. Marbella acogió la premier de ‘Emoji, la película’, una cinta de animación donde los grandes protagonistas son los emoticonos de los teléfonos móviles que tanto utilizamos. Las famosas caritas con decenas de expresiones y toda clase de elementos, acciones y artículos varios. Y Gutiérrez, Gómez y Vaquerizo, entre otros, les han prestado sus voces en la versión española a los personajes principales del largometraje, ya estrenado en Estados Unidos y que llegará a las pantallas de nuestro país el 12 de agosto.

Por el ‘photocall’ de la Cantera de Nagüeles desfilaron además los presentadores Agustín Bravo y Ana García Lozano, el actor Fernando Andina, actriz Arancha de Benito, la princesa Beatriz de Orleans, la modelo y empresaria Estefanía Luyk y los creadores de Starlite, Sandra García-Sanjuan y su marido Ignacio Maluquer. Los otros grandes protagonistas de la noche, con permiso de los emojis, fueron los más pequeños. El público infantil inundó las instalaciones para disfrutar de una noche de cine mágica.

La película nos descubre los secretos del interior de un smartphone, donde se ubica Textópolis, la ciudad en la que conviven todos los emoticonos a la espera de ser seleccionados por el usuario del teléfono móvil. Se trata de un mundo en el que cada emoji tiene una única expresión facial, salvo en el caso de Gene –al que presta su voz Quim Gutiérrez–, un entusiasta emoticono que nació sin filtro alguno, lo que le hace diferente a los demás. Con esta singularidad corre el riesgo de que lo borren del listado de emojis, por lo que inicia un viaje con el objetivo de ser reprogramado y convertirse en ‘normal’, con las mismas características que el resto.

En su aventura, en la que recorre distintas aplicaciones del teléfono móvil, estará acompañado por ‘Rebelde’, una emoji que no acepta el personaje que le ha tocado ser a la que dobla Macarena Gómez, y ‘Choca esos cinco’, un emoticono que se encuentra en decadencia en cuanto a su éxito y al que pone voz Carlos Latre.

En la imagen superior, Estefanía Luyk y Arancha de Benito. A la izquierda, los dobladores con sus emojis. Al lado, Maluquer y García-Sanjuan. / Jorge Rey

En Textópolis no podía faltar el emoji más escatológico, ‘Caca’, cuyo personaje interpreta Mario Vaquerizo, encantado de prestar su voz a un emoticono que se presenta en la cinta como un «gentleman, muy british y muy educado, que vive en un continuo estado de reafirmación y tiene asumido que el reconocimiento no está en los demás, sino en uno mismo». «Para ser caca tienes que tener mucha clase», explicaba divertido el polifacético artista, que derrochó simpatía e «incontinencia verbal» en la alfombra roja de Starlite.

También unas horas antes, durante el encuentro con SUR de los tres protagonistas y en el que Vaquerizo no sólo habló de la cinta de animación producida por Sony Pictures, sino que además suscitó debates con sus compañeros sobre temas como el uso de las redes sociales e, incluso, la inmortalidad. «Nuestro lenguaje sigue siendo el mismo, pero ha cambiado el formato y yo, como señora mayor que soy, he sucumbido al mundo del emoticono», afirmó.

Vaquerizo confesó que le hubiera gustado ser «la gitana», un emoticono que también la hubiera encantado interpretar a Macarena Gómez, quien comparte con su emoji la dualidad del personaje. «Debajo de una rebelde se encuentra una princesa», aseguró la actriz, que explicó que ella ha creado «inconscientemente una coraza para no sentirme agredida, pero debajo existe alguien vulnerable y muy empático». El mensaje más importante que transmite la película lo resumió Quim Gutiérrez: «ser diferente acarrea problemas, pero hay que asumirlo como algo positivo». Al cierre de esta edición, lo más pequeños seguían ensimismados contemplando la gigante pantalla al aire libre del auditorio marbellí.

Fotos

Vídeos