Crítica de música

CON CARÁCTER ESPAÑOL

MANUEL DEL CAMPO

El cierre del VI Festival Internacional de Música de Cámara Málaga Clásica anteayer domingo en el Teatro Cervantes se ajustaba al indicativo de 'Carácter español', muy adecuado para compositores y repertorio: Bizet, Turina, Sorozábal, Soutullo y Vert, Guerrero y Cassadó. En la interpretación, un variado plantel de cualificados solistas de Málaga Clásica y la Orquesta de la Academia Galamian.

La ópera 'Carmen', de Bizet, es elegida para conciertos orquestales con alguna frecuencia y se hace a veces en forma de suite. El inicio de este concierto incluyó un arreglo de la misma para orquesta de cuerda, anunciada como 'Suite n.º 1' debido a Diego Marani, nos parecieron seis fragmentos, concluyendo con el 'Toreador', por la Orquesta de la Academia Galamian y artistas de Málaga Clásica. Bien conjuntados los intérpretes, arrancaron los primeros aplausos del público.

Seguían dos Turina, el del 'Trío en fa', página relevante de la producción camerística del músico sevillano, bien resuelta por Jesús Reina (violín), Gabriel Ureña (violonchelo) y Misha Dacio (piano), y abriendo la segunda parte del programa 'La oración del torero', obra compuesta en principio para cuarteto de laúdes, aquí por cuarteto de cuerdas. Gustó la versión lograda por los intérpretes.

En un enunciado de 'Carácter español' no podía faltar nuestra zarzuela y fueron tres romanzas, de 'La tabernera del puerto', de Sorozábal; 'El último romántico', de Soutullo y Vert, y 'El huésped del sevillano', de Guerrero, todas muy conocidas y populares, elegidas por el terno Joel Prieto, voz bien modulada y seguridad en los agudos, con el concurso de Ana Petrova al piano.

Hay partituras del violonchelista y compositor español Gaspar Cassadó que se significan, diríamos, por un 'romanticismo folclorista', virtuosismo y casticismo con gusto y regosto español y andaluz. Lo confirma ese 'Trío' que interpretaron Anna Margrette Nilsen (violín), Michael Kate (violonchelo) y Christopher Schmitt (piano), bien ensamblados, muy brillante el pianista, como expresiva la traducción de la pieza. Esta puso fin al VI Ciclo de Málaga Clásica, pero, no obstante, se produjo un bis, muy jaleado, con la repetición por todos los protagonistas de la sesión, del 'Toreador', de Bizet, de la 'Suite n.º 1' de 'Carmen' que había abierto la jornada. Este fue el gran éxito para concluir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos