Aubet: «El Cerro del Villar es la ciudad fenicia mejor conservada de Occidente»

Propuesta de centro de interpretación para el Cerro del Villar que firman los arquitectos Antonio Álvarez y Salvador García. /SUR
Propuesta de centro de interpretación para el Cerro del Villar que firman los arquitectos Antonio Álvarez y Salvador García. / SUR

El estudio del georradar radiografía la antigua isla y refrenda las investigaciones previas de la arqueóloga, que aboga por nuevas excavaciones

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Los secretos de los orígenes de Málaga llevan siglos esperando en la desembocadura del Guadalhorce. Concretamente en el Cerro del Villar, donde se encuentra la primera ciudad –entonces una isla en la marisma del río–, que fue creada por los fenicios en nuestro litoral. Un yacimiento que, tras los recientes estudios del georradar, ha confirmado su carácter único. «Antes no me atrevía a afirmarlo, pero hoy por hoy se puede decir que es la ciudad fenicia mejor conservada de Occidente», aseguró ayer la catedrática emérita de Prehistoria de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, María Eugenia Aubet, en las jornadas sobre el pasado, presente y futuro del Cerro del Villar que se celebró en la Gerencia de Urbanismo.

Mientras que en las ciudades de Cádiz o la propia Málaga, los romanos y posteriores civilizaciones se asentaron sobre la urbanización fenicia, destruyendo buena parte de lo precedente, el caso del Cerro del Villar es singular ya que, al ser abandonada la isla por lo que parece un tsunami, quedó preservada. «El georradar ha confirmado que la ciudad está intacta con sus casas y calles», señaló Aubet que ha visto refrendadas sus investigaciones tras las campañas de excavaciones que dirigió en la colonia fenicia en los años 80 y 90. Tras conocer estos últimos resultados, la arqueóloga exclamó: «¡Y eso que cuando llegamos en el 87 nos dijeron que el Cerro del Villar estaba todo destruido!».

El Ayuntamiento presenta su propuesta de un centro de interpretación para hacer visitable el yacimiento

Según señaló la arqueóloga, los restos se encuentran casi en superficie –a solo 30 centímetros– y desciende hasta cinco metros de profundidad, que coincide con el momento de fundación del Cerro del Villar a finales del siglo IX antes de Cristo, según los últimos análisis. Por ello, abogó por recuperar las excavaciones en el yacimiento. «Málaga no es consciente de lo que tiene aquí», subrayó.

Propuesta de centro de interpretación para el Cerro del Villar que firman los arquitectos Antonio Álvarez y Salvador García.
Propuesta de centro de interpretación para el Cerro del Villar que firman los arquitectos Antonio Álvarez y Salvador García. / SUR

A este respecto, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, comentó que, por parte del Ayuntamiento, «las excavaciones hubieran comenzado hace años, pero no tenemos transferidas las competencias». Por ello, propuso un acuerdo con la Junta de Andalucía –propietaria del terreno y administración pertinente en cuestiones de patrimonio– para realizar nuevas campañas en el yacimiento, que contarían con la colaboración de la Universidad de Málaga. A lo que sí respondió afirmativamente el alcalde fue a la propuesta de la catedrática María Eugenia Aubet para que Málaga acoja y organice el Congreso de Estudios Fenicios que además llamaría la atención sobre el valor del Cerro del Villar.

Parque arqueológico

Por su parte, el arqueólogo José Suárez explicó que el estudio geofísico realizó tres tipos de ‘radiografías’: georradar, geoeléctrico y geomágnético. Y el resultado ha sido muy revelador ya que se ha conocido con precisión el perímetro de la isla, localizando incluso el embarcadero de la zona portuaria de la isla del Cerro del Villar.

María Eugenia Aubet, ayer, en Málaga.
María Eugenia Aubet, ayer, en Málaga. / Fran Acevedo

Además, según María Teresa Teixidó, que ha dirigido el estudio realizado por el Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada, se han conocido dos zonas diferenciadas en la organización de la ciudad, con una trama urbana con grandes viviendas, calles y un eje viario vertebrador del tránsito –como ya apuntó hace años Aubet–, y un ámbito industrial y artesanal con edificios más pequeños con restos de hierro y hornos.

En base al estudio geofísico, el arqueólogo José Suárez ha redactado el proyecto de viabilidad de un parque arqueológico en el Cerro del Villar, que incluye la creación de un centro de interpretación y la compatibilidad de las excavaciones con la presencia de público. Así un sistema de pasarelas ligeras sobre el yacimiento permitiría la musealización de las propias visitas, lo que abre nuevas posibilidades para el yacimiento del que se ha desenterrado apenas un 10%. «Nosotros solo empezamos, la ciudad está por descubrir», concluyó Aubet.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos