«Asusta y deprime la vigencia de Lysístrata hoy en día»

La obra cuenta la historia de la guerra entre Atenas y Esparta./SUR
La obra cuenta la historia de la guerra entre Atenas y Esparta. / SUR

Las niñas de Cádiz actualizan hoy y mañana en el Teatro Echegaray el clásico de Aristófanes. El humor y el carnaval tendrán un espacio prominente en una versión que califican como «feminista popular»

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

«Hace 2.400 años el mundo estaba en guerra. Hoy, tanto tiempo después, el mundo sigue en guerra. El ser humano no aprende. Sorprende y entristece encontrarse con textos como Lysístrata, donde encontramos los mismos vicios, los mismos odios, la misma prepotencia, el mismo lamento de los débiles». Así comienza la sinopsis oficial de 'Lysístrata', la obra de Las niñas de Cádiz que hoy se estrena en el Teatro Echegaray, y que actualiza el conflicto entre atenienses y espartanos.

La protagonista, dramaturga y directora, Ana López Segovia, sostiene que este espectáculo está pasado por el «filtro» de Las niñas de Cádiz. Eso no quiere decir que esté actualizado, «porque en realidad Lysístrata no hay que actualizarlo, sino que es un espectáculo tan vigente 2500 años después que «asusta, incluso deprime». «Hay cosas que apenas han cambiado. Pero tiene el filtro de Cádiz, no necesariamente del carnaval, pero sí de lo que supone Cádiz en general; el sur. Seguimos hablando de Atenas y Esparta, pero como si Atenas fuera Cádiz. Tiene el espíritu de nuestro humor, que por otro lado es muy parecido al de Aristófanes. Hay textos del autor que parece que los hubiéramos escrito nosotras porque incluso dan la sensación de ser de carnaval», relata la directora, que insiste: «Y por supuesto las canciones, que en los espectáculos de Aristófanes había muchas. Aquí sí que las nuestras tiene un regusto del carnaval callejero de Cádiz. Pasa lo mismo con las partes en verso, que nosotras hemos cogido del romancero gaditano».

Con toda la polvareda levantada en Hollywood, se hace inevitable preguntar por el tema, ya que se trata de una obra dirigida, escrita y protagonizada por mujeres. «Tiene una la tentación de pensar que hemos montado el espectáculo en un momento muy oportuno por la vigencia y la actualidad. Es espectacular lo que está ocurriendo el mundo», asegura. «Es un momento en el que las mujeres están tomando el poder en muchos aspectos; parece que el siglo XXI va a ser el de la mujer. Van cambiando las perspectivas sobre algunas cosas», añade, aunque matiza que no es lo único que trata. «Es cierto que el tema de la guerra es parte de la historia del ser humano, siempre está vigente. Aún así, imagino que en el siglo XIX montarían esto y también pensarían: 'esto está vigente'», señala entre risas humildes.

«La guerra, la pelea, y la confrontación son unas necesidades masculinas»

Feminismo 'popular'

La directora de Las niñas de Cádiz -que por cierto serán las pregoneras del Carnaval gaditano en 2018- cree que las mujeres siguen siendo en todas las sociedades ciudadanas de segunda. «Eso por desgracia está en el aire, es así. Pero parece que Aristófanes tenía una sensibilidad especial para intuir que nosotras somos más comprensivas, más pacíficas. Creo que la mujer es más pacifista que el hombre. Rara vez es una mujer la que se inventa una guerra, es una necesidad masculina; la guerra, la pelea, la confrontación física», explica.

Ana López Segovia reconoce que se siente feminista desde el punto de vista en el que defiende la igualdad entre hombres y mujeres. «Y creo que esa impronta está en todos los trabajos que hago. Pero es cierto que de teoría feminista, de doctrina, me siento un poco que no controlo. Hay muchas mujeres que dedican su vida a estudiar; que hacen tesis... y reconozco que no tengo tanta cultura feminista para decir que estoy escribiendo una obra feminista», aclara. «Es más en el sentido popular, estoy a favor de la igualdad y eso sí que lo debo dejar claro siempre», sentencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos